La oficina de Comercio Exterior del país norteamericano anunció nuevos aranceles sobre casi 6.000 artículos de fabricación china.

Estimados en un valor de US$200.000 millones, estos impuestos son los más altos que haya anunciado Washington hasta la fecha. Dichos gravámenes recaerán sobre productos chinos como el arroz, textiles, bolsos y el papel higiénico entre otros.

Como respuesta, China anunció una nueva ronda de gravámenes sobre las importaciones estadounidenses por un valor de US$60.000 millones. Entre los productos norteamericanos afectados está el gas natural licuado, producido en estados que han dado su apoyo a Donald Trump en el último tiempo.

Desde el Observatorio de Política Internacional (O.P.I.), de la Facultad de Derecho y Ciencia Política de la Universidad Católica de Santa Fe, compartimos el siguiente artículo de actualidad internacional:

Por Felipe Maillier