En el marco de la campaña Los Alimentos no se Tiran, la Municipalidad involucró a verdulerías para que en sus locales tengan un sector de venta de productos maduros a menor precio.

Durante el pasado mes de agosto, un total de 62 verdulerías se sumaron a la propuesta de la Municipalidad de destinar un sector del comercio para ofrecer al público mercadería que se encuentra algo más madura o al límite de ser desechada, como estrategia para reducir el desperdicio de alimentos y generar menor cantidad de residuos.

De esta manera, en tan sólo dos meses de trabajo, el municipio logró adherir a la iniciativa a un total de 165 verdulerías distribuidas en toda la ciudad que se incorporaron a la iniciativa, llevada a cabo en el marco de la campaña Los alimentos no se tiran.

La propuesta fue recibida con éxito entre comerciantes y vecinos, ya que cumple la doble función de que los comerciantes puedan reducir la pérdida de productos y recuperar al menos parte del valor, y a la vez, los vecinos pueden conseguir frutas y verduras a precios un poco más accesible.

Las verdulerías adheridas pueden consultarse en el siguiente mapa:

Desde el área que coordina esta acción estimulan a los vecinos a realizar sus compras en verdulerías con la cartelería que identifica la campaña y a los comerciantes que deseen comunicarse o tener más información al respecto a que escriban a [email protected]