Ante la conformidad de las partes y el consentimiento de la Fiscalía, el juez de Primera Instancia, Ramón Lanzón, resolvió ayer hacer lugar a la suspensión de juicio a prueba sobre Daiana Ayelén Giordano, a quien condenaron a la pena de un año de inhabilitación para la conducción de vehículos y reglas de conducta por el delito de homicidio culposo, en un accidente de tránsito donde falleció un hombre mayor que cruzó fuera de la senda peatonal cuando el semáforo estaba en verde para los automóviles.

La solicitud fue presentada por la fiscal de la Unidad de Homicidios Culposos, Mariana Prunotto, y aceptada por la defensa. “Es necesario precisar que esta medida es de carácter excepcional, ya que para llegar a una decisión como ésta, las circunstancias deben ser muy particulares, y además deben estar de acuerdo todas las partes, incluso la familia de la víctima y la Fiscalía. Para tener idea de lo poco habitual que es, fue la primera determinación de este tipo en el último año”, se encargó de remarcar ayer Prunotto.

“Debe quedar en claro que es algo excepcional, porque después todos quieren pedir esto y no es aplicable en todos los casos”, resaltó la fiscal.

Y agregó: “El nuevo sistema penal trata de evitar la conflictividad. En estos casos, donde vemos una negligencia que no es grave, la objetividad es un deber nuestro. Y se puede optar por estas soluciones alternativas. Si la acusada cumple todo bien, no le queda un antecedente. Si no cumple la probation, le puede caber una condena”.

La medida se adoptó en la audiencia de la mañana de ayer, en la sala 2 de la Oficina de Gestión Judicial del Centro de Justicia Penal Rosario.

El hecho ocurrió el 29 de noviembre de 2016, a las 7, en la intersección de Oroño y Anchorena, en la zona sur de la ciudad. En ese lugar, según los resultados obtenidos por la investigación judicial, la joven mujer, de profesión abogada, circulaba por el bulevar en dirección norte-sur y estaba cruzando con el semáforo en verde a una velocidad moderada. En esa acción, embistió a Alfredo Vedia, un hombre mayor, quien se encontraba atravesando la calzada a pie y por fuera de la senda peatonal.

Tras el accidente, fue trasladado por una unidad médica al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez y falleció horas más tarde a causa de los politraumatismos que recibió.

“El hecho lo ameritaba, porque de las evidencias surge que este señor iba cruzando de una manera poco atenta. Y la conductora, apenas lo vio, hizo todo lo posible para evitar la colisión. De hecho, el impacto no fue tan grande, pero por la edad del señor, no soportó las lesiones. Además, la mujer se quedó, lo atendió y llamó al 911 y al Sies, y también lo acompañó cuando estuvo internado. Hubo una buena predisposición”, subrayó la fiscal Prunotto.

Y amplió: “Aun así, la responsabilidad primaria es del conductor. Como en este caso ya había un resarcimiento a la familia y no había un interés sobre la causa penal, entonces se pudo ir a suspensión de juicio a prueba”.

Reglas de conducta

Las reglas de conducta acordadas en el procedimiento son las siguientes:

1) Fijar residencia.

2) Abstenerse de usar estupefacientes o de abusar de bebidas alcohólicas.

3) Someterse al control de la Dirección de Control y Asistencia Pos Penitenciaria de Santa Fe.

4) Realizar tareas comunitarias, en horario a convenir, en la Escuela Juan B. Justo (Vélez Sarsfield 439).

5) Realizar el curso de educación vial para el uso correcto de vía pública, dictado por la Municipalidad de Rosario.