La provincia pagaría hasta 250 mil pesos. Dependerá de la cantidad secuestrada y de su funcionamiento. Además, se crea un registro de usuarios de armas de fuego de Santa Fe.

 

A través de un decreto, el gobierno provincial creó el “Programa compensatorio para la facilitación de datos del circuito ilegal de armas de fuego, lanzamiento y municiones”. El mismo tendrá por objeto el otorgamiento de “aportes no reintegrables a aquellos ciudadanos –previamente identificados– que denuncien datos del circuito ilegal de armas de fuego”.

Fuentes del Ministerio de Seguridad confirmaron que sólo quedan detalles para que se ponga en marcha el sistema. Los montos de la recompensa podrían llegar hasta los 250 mil pesos y estarán definidos por la cantidad y aptitud de disparo (funcionamiento) de las armas secuestradas.

“El tiempo que demoramos fue por la cuestión administrativa y se está trabajando fuertemente para que a la brevedad se ponga en funcionamiento”, dijo el director Lucas Covacich, flamante director ejecutivo de la Unidad de Prevención de la Violencia con Armas de Fuego (UPVAF) organismo creado por el mismo decreto que lleva la firma del gobernador Lifschitz.

Quienes denuncien tendrán reserva de su identidad. Eso sí, deberán concurrir a un Centro Territorial de Denuncia y completar un formulario especial.

Covacich explicó cómo continúa el trámite una vez realizada la denuncia: “Automáticamente se da intervención al Ministerio Público de la Acusación (MPA) y se pone en conocimiento a nosotros como para realizar un seguimiento de la denuncia”.

“Queda a consideración del MPA y del fiscal que tome la causa. En base a la veracidad de la denuncia y los datos que se hayan aportado podría derivar en allanamientos. Luego, en base al secuestro de las armas, el fiscal emite un comunicado y lo envía a la Unidad de Prevención. A través de un dictamen resolvemos si corresponde o no corresponde abonar la compensación económica”, destacó el funcionario.

Cabe recordar que existen dos canales, absolutamente anónimos, en los cuales cualquier ciudadanos puede realizar una denuncia similar. Una puede ser en forma telefónica a través del 0 800 444 3583 (eligiendo la opción dos) y vía e-mail al correo correo electrónico [email protected]

Respecto a la creación de la nueva Unidad de Prevención de la Violencia con Armas de Fuego, su titular destacó: “Tiene como finalidad prevenir todo lo es violencia y comisión de delitos con uso de arma de fuego y las consecuencias que tiene. Tiende a desarrollar acciones tendientes a fortalecer lo que es la fiscalización y control de las exigencias que establece la ley nacional, en lo que hace a la tenencia y la utilización de las armas. Además, tendrá la facultad de iniciar acciones de manera conjunta con la Anmac”

Nuevo registro provincial

La Unidad Provincial de Prevención de la Violencia con Armas de Fuego tendrá a su cargo el “Registro provincial de mandatarios para usuarios de explosivos, pólvoras y afines”.

El objetivo del mismo será “inventariar a los usuarios de armas de fuego, municiones y demás materiales controlados dentro del territorio provincial”.

“Tiene por finalidad que las personas que realizan trámites ante Anmac (ex-Renar) también lo realicen en el Repar (Registro Provincial de Armas)”, señaló Covacich.

Cabe aclarar que no serán los propietarios de armas de fuego quienes deban realizar el trámite, sino que lo llevarán adelante los mismos mandatarios; es decir, aquellos “gestores” que están facultados para la presentación y retiro de trámites frente a la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac)

Con el nuevo registro, los mandatarios deberán dar cuenta de manera mensual al Repar de los trámites que realicen frente a la Anmac indicando: nombre, apellido, DNI, y/o razón social, domicilio del titular y tipo de trámite, y todo otro dato vinculado a la gestión. En caso de incumplimiento, aclara la nueva norma, “se comunicará dicha situación al Anmac y será pasible de las sanciones que se establezcan al efecto”.