Hinchas se encontraban viendo Colón y Boca en una estación de servicio. En un momento, comienza una lluvia de balas desde un auto y, tras la huida, un joven de 20 años recibe dos disparos. Cayó herido en otra estación a 30 metros.

 

Todo transcurría con normalidad en la estación de servicio de GNC ubicada en Avenida Luján y Avenida del trabajo en horas de la tarde de ayer. Pero cambiaron las cosas cuando se empezaron a escuchar detonaciones en la zona. Al menos 10 disparos se escucharon por el lugar lo que provocó que la gente que estaba cargando combustible dejara los autos y motos para buscar refugio.

Por causas que se están investigando, un hombre ingresó a la zona del Shop del negocio y, según cuentan testigos del hecho, cayó desvanecido tras haber recibido dos disparos. Tras dar anuncio a la Policía y al 107 el joven fue trasladado con dos disparos en su cuerpo de manera urgente al hospital Cullen donde se recupera favorablemente.

Según se pudo saber el enfrentamiento se da entre dos partes antagónicas de la hinchada de Colón. Un grupo de personas donde estaba la víctima se encontraba en otra estación de servicio, a la vuelta de esta, viendo el partido de Colón y Boca. Cuando faltaba poco para que termine el encuentro, desde un automóvil con cuatro individuos adentro, comienza la lluvia de disparos que provoca la huída de la víctima. En la corrida recibe dos impactos y decide refugiarse dentro de otra estación que está ubicada a 30 metros de la primera. De esta manera lo que se investiga es un intento de homicidio por parte de un grupo de personas sobre otros.

Al parecer las diferencias entre los dos grupos viene desde hace tiempo y en el último partido de Colón frente a Godoy Cruz en el estadio Brigadier López ya se cruzaron y tras la intervención policial la situación no pasó a mayores