La Municipalidad de Rosario refuerza la prevención y el control sobre la doble fila

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana lanzó una campaña de concientización acerca de los alcances, riesgos y consecuencias de esta infracción.

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana lanzó una campaña de concientización acerca de los alcances, riesgos y consecuencias de esta infracción. Las acciones se focalizan en la educación vial pero también en la sanción. “Debemos erradicar esta conducta que genera severos inconvenientes en el tránsito de la ciudad”, señaló el secretario Guillermo Turrin.

La Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, puso en marcha una campaña de prevención y control sobre la doble fila de estacionamiento en la ciudad. La iniciativa, que cuenta con la colaboración del Sistema Integrado de Denuncias de Accidentes de Tránsito (Sideat), apunta a promover conductas ajustadas a las normas que prohíben esta conducta y por otro lado, fortalecer los controles y consecuentes sanciones a los infractores. Para tal fin, se dispusieron recorridas por las zonas con mayor flujo vehicular del centro y macro centro, de parte de los denominados divulgadores, a cargo de las tareas educativas y de los agentes de la Dirección General de Tránsito, quienes tienen la responsabilidad de aplicar la normativa.

El secretario Guillermo Turrin explicó que la campaña surgió de la necesidad de abordar la problemática que genera la doble fila de estacionamiento, infracción que generó hasta septiembre de este año 14.052 actas. “Estacionar en doble fila es una falta grave que aumenta la cantidad de siniestros, obliga a los otros conductores a hacer maniobras peligrosas o bien bloquea totalmente el carril”, precisó.

En este sentido, se diagramó un esquema de intervención de parte de divulgadores, que se acercan a conductores para recordarles que dejar el auto en línea paralela a los coches estacionados debidamente, está prohibido en cualquier circunstancia, al tiempo que ahondan en las consecuencias que este accionar individual provoca en la circulación tanto vehicular como peatonal. “La idea es apelar a la concientización vial, a la educación que es una de las tareas que encaramos como Estado porque creemos que el cambio de conducta sólo es verdadero si existe una incorporación de las normas”, señaló Turrin.

Por otra parte, la iniciativa también comprende un fortalecimiento de las fiscalizaciones y sanciones correspondientes. “Estacionar en doble fila es causal de remisión vehicular y retención de la licencia de conducir”, indicó en relación a los posibles escenarios que debe contemplar un conductor a quien se le labra un acta por esta falta. Las sanciones, en tanto, están determinadas en el Código de Tránsito que establece pagos de entre 25 a 75 unidades fijas (UF) –equivalentes al precio de un litro de nafta especial según el Automóvil Club Argentino- o bien la inhabilitación para conducir por hasta 30 días.

Turrin informó que la campaña ya está en vigencia con el abordaje preventivo y de control de las infracciones. “Como Estado nos acercamos a los ciudadanos para recordarles las normas que ordenan nuestro tránsito y advertirles que tenemos la obligación de sancionar los incumplimientos”, manifestó el secretario, quien finalmente, pidió la colaboración de los conductores: “Es esencial que entendamos que cada movimiento al volante es tan individual como colectivo, que cada uno dentro de su propio vehículo puede cambiar la forma en que usamos el espacio público”, remarcó.