Si hay algo que quedó claro con las convocatorias de Lionel Scaloni en la Selección Argentina es que el entrenador apuesta fuerte por la renovación en la Albiceleste y pocos de los jugadores que formaron parte de los últimos procesos volverán en el corto plazo.

Más allá de Nicolás Otamendi, que respondió de manera positiva al llamado de Scaloni y estará ante Irak y Brasil, y de que la charla con Lionel Messi no terminó con la respuesta que el entrenador hubiese querido, Scaloni reveló haber hablado con otros dos jugadores pero simplemente para explicarles la situación: Ángel Di María y Ever Banega.

“Les expliqué la situación, que queremos en este momento que los jugadores convocados sean los mismos, porque queremos seguir viendo y valorando si pueden o no seguir jugando en la Selección. Los dos se brindaron a la posibilidad de ser convocados”, relató Scaloni.

En cambio, distinta fue la situación de Sergio Agüero: “Su nivel no sorprende, es el de siempre. Pero no hablé con él, queremos intentar que los jugadores que vienen ahora aporten lo máximo y los delanteros que tenemos ahora tienen la posibilidad de mostrar que pueden jugar en la Selección”, cerró.