"No llegó un sólo peso para la Ruta Nacional 33", dijo el ministro sobre la demorada obra para concretar la autopista Rosario

El ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione, denunció hoy que en lo que va de 2018, Nación sólo ejecutó el 37 por ciento de las partidas previstas en el presupuesto para obras en la provincia. Las declaraciones llegan en medio del debate sobre el presupuesto para el 2019. Además solicitó que el gobierno nacional incremente el impuesto a los bienes personales en el exterior para de esa manera poder afrontar la quita de subsidios al transporte.

En diálogo con el programa “Zysman 830” de La Ocho, Saglione aseguró que la Nación está subejecutando el presupuesto destinado a la obra pública y que en lo que va del año apenas cubre el 37 por ciento de lo asignado.

El ministro puso el eje en lo ejecutado justo cuando se discuten los montos previstos para el año próximo. “Días atrás cuando se planteó cuál es la cifra que el gobierno nacional presupuesta para el ejercicio 2019 en materia de obras a ejecutar en la provincia de Santa Fe, nos pareció importante destacar que más que el monto que se presupuesta, lo importante es lo que efectivamente luego se ejecuta”.
En ese sentido ejemplificó que “en lo que va del año 2018, se ejecutó menos de la mitad del presupuesto, exactamente el 37 por ciento del presupuesto asignado, faltan tres meses para terminar el año y se ejecutó algo más de tres cuarta parte de lo pautado”.

Saglione enumeró obras puntuales que quedaron demoradas entre las que se destaca la anunciada autopista Rosario – Rufino. “La más emblemática es la Ruta Nacional 33 que fue adjudicada a finales de 2017 y hasta el momento ha llegado cero pesos y no se ha iniciado la ejecución de la misma”, aseguró.
Consultado sobre la quita de subsidios al transporte y la posibilidad de que esa falta sea cubierta por el gobierno provincial, tal como lo solicitó la intendenta Mónica Fein, dijo que para afrontar esa situación es que solicitaron el aumento en el impuesto a los bienes personales en el exterior.

“Uno de los elementos que planteamos es este impuesto a la riqueza en el exterior para que Nación pueda recaudar y coparticipar una parte de esa recaudación y con esos recursos seguramente no vamos a poder cubrir la totalidad de la quita de los subsidios al transporte, pero al menos podríamos completarlo”, explicó.
“De esa manera podríamos evitar que el usuario de transporte urbano de pasajeros tenga que absorber el incremento de tarifas ante el impacto de la quita de subsidios”, señaló para recordar que “ese impuesto es coparticipable por naturaleza”.
Saglione indicó que lo que habría que modificar es la alícuota que se cobra a esas “pocas personas” que han podido acumular riqueza en el exterior. “Se le hace pagar el costo del ajuste a sectores de clase media y baja, nos parece que no es justo, por eso estamos tratando de cambiar la distribución del costo de este ajuste”, manifestó.