Fue el cantante galo más conocido en el mundo. Vendió más de 100 millones de discos en sus 80 años de carrera.

El cantante Charles Aznavour, el último embajador de la música francesa, murió en la madrugada de este lunes en Alpilles, al sur del país europeo.

Nacido en París en 1924 de padres armenios, su nombre verdadero era Shahnourh Varinag Aznavourián Baghdassarian.

Aznavour durante una actuación en la sala de conciertos de Heineken, en Amsterdam (Holanda) , el 21 de enero de 2016. (EFE)

Aznavour durante una actuación en la sala de conciertos de Heineken, en Amsterdam (Holanda) , el 21 de enero de 2016. (EFE)

El intérprete de canciones populares como La BohèmeJe m’voyais déjà o For me formidable, de origen armenio, acababa de regresar de una gira por Japón, según informó la agencia EFE.

El pasado verano, una caída le provocó una fractura de un brazo y le obligó a anular varios conciertos.

A lo largo de ocho décadas de una carrera excepcional, vendió más de 100 millones de discos y tuvo éxitos que sonaron en todo el mundo.

Su reconocible voz lo propulsó a lo más alto del panorama musical francés e internacional, con unas 1.200 canciones registradas. También desplegó su arte en el cine, con papeles junto a Jean Cocteau, François Truffaut o Claude Chabrol.

Además compuso para otras grandes figuras como Édith Piaf, Gilbert Bécaud, Serge Gainsbourg, Juliette Gréco, Maurice Chevalier o Johnny Hallyday, fallecido en diciembre pasado.

Aznavour consideraba que solo la muerte lo bajaría de los escenarios y, pese a su edad avanzada, mantenía en su agenda citas para los próximos meses, como un concierto en Bruselas el próximo día 26, u otros dos en París en noviembre, seguidos de una pequeña gira por Francia.

Fuente: Agencias.