La aventura de Diego Schwartzman en Japón se terminó antes de lo esperado luego de que cayera en el debut del ATP 500 de Tokio ante el ruso Daniil Medvedev por un doble 6-4 en el duelo de primera ronda.

El Peque, número 14 del ranking mundial, solo había participado de la Laver Cup desde la Copa Davis y este era su retorno al circuito. Y en apenas una hora y 28 minutos debió despedirse del certamen asiático y ya se prepara para el Masters 1.000 de Shanghai.

Medvedev (32°), quien este año ganó los primeros dos títulos de su carrera (Winston-Salem y Sidney), ahora deberá enfrentarse al eslovaco Martin Klizan (51°), quien, proveniente de la qualy, derrotó al estadounidense Steve Johnson por 6-4 y 7-6 (4) en el debut.