Imagen

Se trata del conducto principal que pretende llevar el servicio a 37 localidades de Santa Fe y que por ahora no tiene administrador. Lo haría a través de Enerfé, empresa de gas del Estado.

El gobierno de Santa Fe se ofreció para operar y mantener el Gasoducto NEA. Se trata del conducto principal que ya se encuentra cargado con gas y que beneficiaría a 37 localidades santafesina.

Así se lo plantearon funcionarios de la Secretaría de Estado de Energía y referentes de Enarfé (empresa de gas del Estado) a Mario Dell’Acqua, titular de Ieasa (sociedad anónima que sustituyó a Enarsa) en una reunión celebrada la semana pasada.

El objetivo de la provincia es que la falta de un operador del gasoducto no sea un motivo para seguir dilatando su puesta en marcha. Tostado, Reconquista y Avellaneda serían las primeras en conectarse a un conducto que posee 500 kilómetros de longitud. En tanto, otras nueve localidades avanzan en la construcción de conexiones domiciliarias (San Cristóbal, Ceres, San Justo, Laguna Paiva, Nelson, Llambi Campbell, Emilia, La Pelada).

Para poder hacerse cargo del GNEA, Enerfé ya inició conversaciones con otra compañía, con experiencia en la materia, para en forma asociada hacerse cargo de la operación y mantenimiento.

El subsecretario de Gas y Energías Convencionales de Santa Fe, José Luis Parrino, comentó: “La materia pendiente que tienen (en referencia a Ieasa) es quién va a operar y mantener el gasoducto. La provincia se pone a disposición para poder realizarlo, en virtud de que el gasoducto ya cuenta con gas en su interior a 20 kilos de presión. Eso, hasta tanto efectúen el llamado a licitación para que una empresa se encargue de esa tarea”.

“Se lo hicimos en forma verbal y escrita, con la firma del propio gobernador”, agregó Parrino. “El objetivo mayor es que el centro norte de la provincia tenga gas en el mayor corto plazo posible. La intención es facilitarle a Ieasa todos los mecanismos para que puedan habilitar rápidamente el gasoducto. Quedaron en estudiarlo”, comentó.

Dijo además que en los próximos días Enerfé elevaría una propuesta formal sobre las condiciones en las cuales se realizaría la manutención del GNEA. Además, contó que realizarán “un análisis de todo el corredor, de la demanda industrial y residencial que estaría en condiciones de abastecerse inmediatamente una vez que abran el grifo”.

Durante el cónclave, el titular de Ieasa les solicitó a los funcionarios de Santa Fe trabajar junto a Litoral Gas  y sus subdistribuidoras locales para conformar un pedido de compra de gas en firme para luego avanzar con la puesta en operación del gasoducto.

Respecto del tramo de obra que falta para poder comenzar a brindar servicio en Reconquista y Avellaneda, el funcionario provincial explicó: “Falta un tramo de caño en media presión, de polietileno. En estos tres meses restantes, Ieasa está llamando a licitación solamente por ese faltante. Entonces, se va a llamar a licitación solamente para la realización de la acometida que resta”.

Cabe aclarar que se trata de una obra insignificante si se la relaciona con el conducto principal. “Los tramos varían, están entre los 700 y 1200 metros. Son tramos cortos de polietileno, que van desde la estación reductora de presión hasta la primera manzana para dar gas. Es una obra de rápida concreción”, comentó Parrino.

No solo domiciliario

El subsecretario de Gas y Energías Convencionales comentó que Mario Dell’Acqua, titular de Ieasa, “ratificó la intención de la empresa de abastecer no solamente a residenciales, sino a la industria”.

Por otro lado, y como ya lo anticipara este medio meses atrás, “el gas ya no vendría más desde Bolivia (como se había pensado en un primer momento), sino desde el sur a través de los yacimientos de Vaca Muerta, que ya está produciendo en el orden de los 20 millones de metros cúbicos día”.

“De esta forma, el gasoducto va a trabajar de sur a norte, en lugar de norte a sur –graficó Parrino–. El troncal sigue un tendido que es paralelo a la ruta 11, donde hay una mayor afluencia de localidades con consumos potenciales, tanto domiciliario como industrias”, destacó.