El líder de Los Monos, acusado en juicio Los Patrones, pidió no participar de las audiencias y ser trasladado a Chaco para poder recibir visitas, ya que extraña a sus hijos, argumentó.

Acusado como uno de los líderes de una organización dedicada al tráfico y comercialización de estupefacientes, Ariel “Guille” Cantero dijo en la tercera jornada del juicio por la causa denominada “Los Patrones” que no quiere participar de las audiencias y pidió ser regresado al penal de Resistencia, Chaco, ya que allá “recibía visitas”. Aseguró además que tanto él como el resto de los acusados no reciben buen trato en Ezeiza: “Nos meten en una jaula y nos dan un sándwich”.
“Guille” Cantero y Jorge “Ema” Chamorro, miembros de Los Monos, son juzgados junto a otros 37 acusados por el Tribunal Oral Federal 3 en el marco de la causa Los Patrones, que intenta establecer las responsabilidades de cada uno en la banda de narcotraficantes desbaratada en 2015. Tanto Cantero y Chamorro como sus novias (los cuatro están sindicados como líderes de la organización delictiva) se negaron a declarar hoy en los Tribunales de Oroño 940, pero Los Monos no se quedaron callados.
“Nos levantan a las 6 ó 7, hasta las 18. Estoy sin comer, nos meten en una jaula y nos dan un sándwich. No quiero formar parte de este juicio, quiero volverme al Chaco porque recibía visitas”, dijo “Guille” Cantero por videoconferencia desde Ezeiza, al argumentar que extraña a sus hijos, a los que no puede ver porque —según afirmó— su familia no viaja ya que solamente pueden visitarlo cuatro horas semanales. Añadió que no quiere “estar más en la audiencias” y negó tener un apodo. El presidente del tribunal, Ricardo Vázquez, le permitió retirarse de la videoconferencia pero le explicó que deberá continuar alojado en Ezeiza.
A su turno, “Ema” Chamorro tampoco declaró pero hizo sus reclamos. “Tengo hijos chiquitos y uno en camino. No puedo ver a mi abogado, no tengo derecho a la defensa. Esto me provocó un daño psicológico y social”, aseveró, además de señalar que el ataque que sufrió en la cárcel de Neuquén hace dos años le “dejó secuelas físicas”. Tanto la novia del líder de Los Monos (Vanesa Barrios) como la pareja de “Ema” Chamorro (Jésica Lloan) se limitaron a negarse a declarar.
La audiencia, que estaba prevista para las 9, comenzó una hora después. Primero se resolvieron los dos pedidos de nulidad presentados por la defensa de “Guille” Cantero, referidos a su “ausencia física” en el juicio (lo cual “condiciona la inmediación y comunicación”, argumentaron) y la exigencia de contar con un funcionario judicial en Ezeiza, desde donde el acusado hace la videoconferencia. El fiscal de juicio Federico Reynares Solari rechazó ambos pedidos, en tanto que los jueces advirtieron sobre las “conductas dilatorias del debate” que protagonizan los acusados y sus defensas.
El juicio Los Patrones tiene 269 testigos y 39 acusados, entre ellos madre de “Guille” Cantero, Patricia Celestina Contreras, conocida como “La Cele”. La causa por la elaboración, fraccionamiento, distribución y venta de estupefacientes en Rosario sienta por primera vez en el banquillo a integrantes de Los Monos por el delito de narcotráfico.