Tras dejar en el camino a San Pablo los hinchas de Colón comenzaron a hacer números para llegar a Colombia y estar junto al equipo de Eduardo Domínguez ante Junior en los octavos de final de la Copa Sudamericana.

En las últimas horas Barranquilla se fue pintando de rojo y negro con la llegada de los santafesinos que lucían sus camisetas y banderas por las calles de los distintos barrios.

En la tarde ayer, los cientos de Sabaleros que estaban ya en la sede del partido se juntaron para realizar un banderazo en la previa del partido ante Junior y darle apoyo a los jugadores para el partido del miércoles a las 21:15hs.