“Veníamos bien. Duele esta derrota, pero lo bueno es que lo hicimos dignamente, porque no es que Racing nos aplastó. Fue un partido parejo, donde le hicimos un trampa para no dejarlos jugar. Sentimos la salida de (Franco) Fragapane, porque debimos mover las piezas en el medio”. Este fue el escueto análisis que hizo el entrenador de Unión, Leonardo Madelón, después de la derrota de este lunes por la noche ante Racing 1-0, con el que se terminó el invicto en la Superliga al cabo de 6ª fecha.

“Estaba contento con el trabajo que se estaba haciendo. Después, cuando rotamos el medio, nos costó. No tuvimos simpleza para inquietar al rival. Pero me voy tranquilo, porque hay que desesperar. Esto recién empieza y ahora hay que prepararse para el duelo ante Gimnasia”, agregó el DT a la salida de los vestuarios.

Respecto al cambio que determinó antes del partido, con el ingreso de Manuel De Iriondo, argumentó: “(Franco) Troyansky tenía el recto cargado y por ahí no llegaba bien físicamente. Entonces pensamos en hacer un gasto anulando a Marcelo Díaz, que es el iniciador del juego en Racing. Y lo hicimos bien con Mauro Pittón, porque le cerramos los espacios. El gol de ellos no llega por algo táctico. Era de esos partido en el que hacía el gol ganaba”.

“Fueron pocas llegadas en rondas generales. Nosotros teníamos todo equilibrado. El gol quizás llega por algún gol que otro error que en este Deporte se puede dar. Pero ya está. Veníamos a ganar para consolidarnos en el pelotón de arriba, pero no se puedo. Perdimos, pero tampoco estamos mal”, apuntó.

Pero el diagnósticos no quedó solo ahí: “Con Racing no te podés equivocar. Obviamente que parece un premio exagerado el resultado, pero ganó. Nosotros no tuvimos claridad, esa es la realidad. Somos dos equipos intensos y se terminó definiendo por detalles”.