La lesión de Esteban Andrada le abrió las puertas del arco de Boca a Agustín Rossi y, al parecer, también a Manuel Roffo, quien haría su debut el próximo jueves ante Gimnasia, por Copa Argentina, con el objetivo de lo arriesgar a Rossi ni a Javier Bustillos, los dos arqueros que están en la lista de Copa Libertadores.

Roffo tiene 18 años, es de Teodelina, Santa Fe, y llegó al Xeneize cuando tenía 11. Fue capitán de casi todos los equipos que integró en las Inferiores hasta recibir el llamado de Guillermo Barros Schelotto para sumarse a la pretemporada de Primera este año.

Entre sus antecedentes, cuenta con el Mundial Sub 20 de Corea del Sur, además de haber formado parte de la Sub 15 y la Sub 17. En el Mundial de Rusia fue sparring.

Con la Reserva de Boca, conducida por Rolando Schiavi, se consagró campeón el mes pasado en la Weifang Cup, un torneo jugado en China por equipos como el Espanyol, el Spartak de Moscú y el Santos Laguna. Allí, además, fue elegido mejor arquero del campeonato.
La lesión de Esteban Andrada le abrió las puertas del arco de Boca a Agustín Rossi y, al parecer, también a Manuel Roffo, quien haría su debut el próximo jueves ante Gimnasia, por Copa Argentina, con el objetivo de lo arriesgar a Rossi ni a Javier Bustillos, los dos arqueros que están en la lista de Copa Libertadores.

Roffo tiene 18 años, es de Teodelina, Santa Fe, y llegó al Xeneize cuando tenía 11. Fue capitán de casi todos los equipos que integró en las Inferiores hasta recibir el llamado de Guillermo Barros Schelotto para sumarse a la pretemporada de Primera este año.

Entre sus antecedentes, cuenta con el Mundial Sub 20 de Corea del Sur, además de haber formado parte de la Sub 15 y la Sub 17. En el Mundial de Rusia fue sparring.

Con la Reserva de Boca, conducida por Rolando Schiavi, se consagró campeón el mes pasado en la Weifang Cup, un torneo jugado en China por equipos como el Espanyol, el Spartak de Moscú y el Santos Laguna. Allí, además, fue elegido mejor arquero del campeonato.