El detenido exministro de Planificación Julio De Vido le “exigió” al ministro de Justicia, Germán Garavano, que “arbitre los medios necesarios para que se puedan ver partidos de la Superliga y de la Selección” en el Penal de Marcos Paz.

A un día del Superclásico entre Boca y River en La Bombonera, el exfuncionario -hincha del xeneize- publicó su exigencia a través de una carta que publicó en sus redes sociales y aseguró: “El sentido que tienen estas líneas es solicitar o, mejor dicho exigir, como interno del SPF (Servicio Penitenciario Federal), ciudadano circunstancialmente detenido, nuestra igualdad ante la ley con el resto de nuestros conciudadanos”.

De Vido instó a que le permitan “ver la Selección Argentina de Fútbol, como asimismo el campeonato de Primera División, actualmente o comúnmente denominado Superliga y obviamente otros deportes, fundamentalmente la de aquellos equipos que vistan la celeste y blanca”, señala el texto.

En ese punto, ironizó: “Sr. Ministro no vaya a pensar que me refiero a la camiseta de Racing, sino a la de los colores de la bandera de la Patria, sí, la misma que Uds. están entregando al FMI todas las semanas”.

Según el exministro, en el penal de Marcos Paz todos los internos están “impedidos de ver no solo a sus equipos preferidos en el principal campeonato de la AFA sino a la Selección en cualquiera de sus versiones deportivas”. Por eso, pidió que “cese inmediatamente esta nueva discriminación, injusta, inhumana y arbitraria, que constituye para todos los presos y presas del SPF un claro y duro castigo expresamente prohibido en la Constitución Nacional”.

Tras la exigencia, adelantó que si Garavano no accede a su solicitud, iniciará “una demanda en forma colectiva por la violación sistemática y acumulativa (de cada partido que no pueda ver) a los derechos básicos fundamentales contra el Ministerio de Justicia, haciéndolo civil y penalmente responsable”.