Una misión de la Organización de Naciones Unidas (ONU) se encuentra de visita en el país con el objetivo de elaborar un informe acerca de los argentinos y la posibilidad de acceso a los alimentos. Como resultado preliminar de la investigación, el organismo pidió al Gobierno argentino que aumente el presupuesto destinado a programas alimentarios.

 

“Las políticas de Estado en esta materia comenzaron en 2003 y hay muchas formas de brindar protección social pero no he visualizado cambios recientes, y no se han incrementado los montos de fondos destinados a esos programas, los cuales posiblemente se contraigan debido al valor del peso”, dijo la Relatora Especial de la ONU Hilal Elver, quien como adelantó ámbito.com, arribó al país hace unos días con el objetivo de encabezar la misión que elaborará el informe final, que se dará a conocer en marzo de 2019.

En un adelanto de su investigación que brindó Elver a la prensa, la relatora cuestionó el bajo presupuesto en materia de alimentación y advirtió que, si bien el Fondo Monetario Internacional (FMI) establece en sus condiciones para acceder a un acuerdo de préstamo que los países no reduzcan los fondos destinados a protección social, “no hay ninguna garantía de que vayan a incrementarse”.

La ONU también exigió al Gobierno que “apoye al sector de la agricultura familiar” con el fin de proteger la disponibilidad de alimentos. “Entiendo los desafíos que enfrenta la Argentina, pero soy crítica respecto a la decisión del gobierno de aprovechar la crisis económica actual para desmantelar el apoyo a la agricultura familiar mediante el despido de los cerca de quinientos trabajadores y expertos del Ministerio de Agroindustria, esta acción parece estar destinada a la agricultura industrial orientada a la exportación, principalmente de soja y maíz”, señaló.

En este marco, la Relatora Especial consideró que la adopción de estas políticas por parte del Gobierno en medio de una crisis económica “intensificará el impacto sobre la realización del derecho a la alimentación en Argentina”.

“Observo que un creciente número de personas va a comedores o se salta una comida, y que los niños se ve forzados a depender de los comedores escolares para su comida diaria”, dijo con preocupación la relatora especial.

Es la primera vez que un experto independiente sobre el derecho a la alimentación visita el país con el objetivo de recabar información de este tipo. La Relatora Especial tuvo en el marco de su estadía varias reuniones de trabajo con funcionarios de la Secretaría de Agroindustria, el SENASA, representantes del sistema de las Naciones Unidas, miembros de la sociedad civil y comunidades de Buenos Aires y la provincia del Chaco. En este aspecto, Elver destacó la actitud del Gobierno argentino en términos de brindar la información solicitada. “Hubo una gran apertura en ese sentido, no nos bloquearon el acceso a la información ni hemos sido perseguidos a la hora de trabajar“, señaló.