Este martes el plantel de Eduardo Domínguez trabajó con vistas al partido del viernes pero con efectivos policiales cuidando el predio.

Después de la visita de un grupo al plantel sabalero, se dispuso que los entrenamientos sean custodiados por cinco patrulleros.

Por este motivo, en la habitual reunión de cancha que tuvieron este martes los dirigentes de Colón con integrantes del Ministerio de Seguridad de la provincia, se decidió que el plantel entrene con custodia policial.

De esta manera, los jugadores que se preparan para el duelo ante Godoy Cruz del próximo viernes, trabajan con cinco patrulleros en el Predio Casa Fútbol para evitar que este grupo de hinchas se haga presente nuevamente para hacerle cualquier tipo de reclamo al plantel.