Imputaron a dos hombres investigados por abuso sexual en Santo Tomé y en Laguna Paiva

En ambos casos –que no tienen relación entre sí–, las víctimas son niñas menores de edad. La fiscal Alejandra Del Río Ayala les atribuyó los delitos en sendas audiencias celebradas en la mañana de hoy en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

Dos hombres mayores de edad fueron imputados hoy como autores de delitos contra la integridad sexual de niñas menores de edad cometidos en Santo Tomé y en Laguna Paiva.

Las atribuciones delictivas de los hechos –que no tienen relación entre sí– fueron realizadas por la fiscal de Violencia de Género, Familiar y Sexual (Gefas), Alejandra Del Río Ayala, en sendas audiencias llevadas a cabo esta mañana ante el juez Jorge Pegassano en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

La pareja de la madre

En relación al delito cometido en Santo Tomé, el imputado es un hombre de 49 años cuyas iniciales son JAT y la víctima es la hija menor de edad de la mujer que era su pareja. La fiscal del MPA investiga al imputado como autor del delito de abuso sexual gravemente ultrajante calificado (por la guarda y por la convivencia)

Del Río Ayala indicó que “la agresión sexual se produjo en la casa que compartían el imputado y la menor, debido a la relación de pareja que tenía el hombre investigado con la madre de la víctima”. En tal sentido, en la audiencia de hoy informó que “los hechos ocurrieron el 10 de septiembre del año pasado”.

La fiscal aclaró que “se trata de un caso en el que no hubo acceso carnal. No obstante, los hechos generaron sometimiento y humillación en la víctima”.

El abuelo

En cuanto a los hechos investigados en Laguna Paiva, el hombre imputado tiene 64 años, sus iniciales son JMA y la víctima es su propia nieta. En este caso, la fiscal le atribuyó la autoría del delito de abuso sexual gravemente ultrajante calificado (por grave daño a la salud mental, por el vínculo y por la convivencia) en concurso real con abuso sexual simple calificado (por el vínculo y por la convivencia).

“En esta investigación, al imputado se le atribuyen dos hechos delictivos en los que no hubo acceso carnal. El primero de ellos fue cometido en 2007 cuando el imputado buscaba a la víctima en el jardín de infantes al que asistía”, explicó la fiscal. “Luego de retirarla de la institución educativa, la llevó a un descampado y la agredió sexualmente”, agregó.

En relación al segundo hecho, la fiscal indicó que “ocurrió 10 años más tarde en la casa en la que convivían en Laguna Paiva”.