Si bien el actor evitó en un principio referirse a sus dichos sobre la actualidad nacional y la gestión del gobierno, sobre el cierre de un móvil periodístico habló.

Dady Brieva volvió a aparecer en los medios luego de la polémica generada tras sus declaraciones en el programa Podemos hablar. Interceptado por un notero de Los ángeles de la mañana, el humorista intentó esquivar el tema y, en un principio, no hizo declaraciones al respecto.

“Nada, nada. No te voy a contestar. Fue una frase”, dijo el Midachi al cronista del programa que seguís en las mañanas de El Tres.

Y al finalizar sostuvo: “Disculpas al que se sintió mal, eh. Mil perdones”.

En la charla con Andy Kusnetzoff y tras ser consultado por la actualidad económica del país, Dady lanzó sobre el gobierno nacional: “Quiero que se queden como esos jugadores que juegan mal y que putean al árbitro para irse, pero el árbitro les dice: «No, quedate hasta el final, hijo de puta, así la gente se da cuenta que jugás mal»”

Luego, aseguró: “Quiero que se queden hasta el final y quiero que realmente la pasemos mal para que no compremos más espejitos de colores”.

En diálogo con A Diario (Radio 2) el último miércoles, el Chino Volpato –compañero de Brieva en Midachi– dijo que su compañero “pisó el palito” y que Andy “fue astuto” al pedir su opinión.

En la entrevista con Alberto Lotuf, el humorista reveló una vez que terminó Podemos hablar, Dady comentó en el camarín a él y a Miguel Del Sel que quería que “los políticos la pasaran mal por la mala praxis” de las medidas tomadas. “Lo quiso llevar por ese lado”, afirmó.