El secretario de Industria de la Nación, Fernando Grasso, afirmó que “la industria está presente en todas las oportunidades que tiene la Argentina para crecer: energía, agroindustria y construcción, entre otros”.

“Pero además de estabilidad macro, condición necesaria y fundamental para el desarrollo, tenemos que seguir trabajando en un acuerdo productivo federal que integre a todas las regiones y sectores. Con las mesas sectoriales estamos avanzando, sector por sector, en distintas medidas que nos permiten mejorar la competitividad de muchos sectores industriales. Ya lanzamos las de automotriz, energías renovables y maquinaria agrícola, entre otras, con muy buenos resultados en materia de apoyo al proceso de inversión, desarrollo de proveedores y simplificación productiva, entre otras variables. La semana que viene lanzaremos la mesa de madera y muebles en Cañada de Gómez”.

“Más allá de la coyuntura, seguimos comprometidos con un sendero de reducción de impuestos que se logrará mediante el pacto fiscal y la reforma tributaria, con la baja de los costos logísticos y la simplificación de la relación de las empresas con el Estado. Estamos trabajando también en distintas medidas para incorporar herramientas de industria 4.0 en las PyMEs argentinas, la tecnología brinda enormes oportunidades para la mejora de la productividad. Estas son algunas de las reformas estructurales que nos permitirán avanzar hacia una industria fuerte, competitiva y preparada para los desafíos del futuro”.