La capital de la provincia de Santa Fe amaneció cubierta de neblida, en algunas zonas muy espesa, lo que dificulta la normal circulación en rutas, avenidas y calles.

Desde Vialidad se pide precaución al transitar sobre todo por las principales rutas e ingresos a la ciudad, donde la niebla disminuye la visibilidad.

Se espera un sábado fresco con una máxima de 18 grados y tiempo bueno.