Los afiliados de la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc) determinaron que brindarán servicio para abrir los estadios de fútbol el próximo fin de semana, pero anunciaron que realizarán asambleas informativas durante los partidos y una movilización el próximo martes a la AFA para reclamar una mejora en su acuerdo salarial.

De esta forma, anticiparon que en caso que las autoridades afistas persistan “en su silencio o negativa”, profundizarán las medidas de acción gremial, lo que pondría en jaque la realización del Boca-River del domingo 23 de septiembre, por la Superliga.

Luego de la asamblea realizada este jueves, el secretariado nacional de Utedyc difundió un comunicado en el que indicó la aplicación de “medidas concretas para evitar que continúe la constante pérdida del poder adquisitivo del salario”.

Este gremio cerró un acuerdo paritario del 15 por ciento a principios de año y, como la inflación superó ampliamente esa cifra, quiere reabrir la negociación con la casa madre del fútbol argentino pero todavía no existe un entendimiento.

“Tuvimos una reunión con AFA pero no llegamos a un acuerdo con el aumento. En este momento queremos que se resuelva el problema con el salario de los trabajadores. Ellos merecen respeto”, explicó Jorge Ramos, secretario gremial de Utedyc, en declaraciones formuladas al programa “Boca de Selección”.

Tras la asamblea, entonces, se resolvió “un plan de lucha que comenzará con asambleas informativas durante los partidos del próximo fin de semana, y continuará con una concentración el martes 18 ante la sede de la AFA”.

Consultado por NA, uno de los dirigentes más cercanos al presidente de AFA, Claudio Tapia, dijo que “hay tiempo para llegar a un entendimiento” y evitar un conflicto mayor.

Antes de que el “Chiqui” viaje a Estados Unidos con la Selección, hubo una conversación entre las partes en la que avanzó en algunos aspectos.

Sin embargo, desde AFA reconocieron que “con el presidente afuera hubo una serie de planteos que no pudieron ser respondidos”, aunque existe optimismo para solucionarlos a partir del retorno de Tapia de la gira con la Selección argentina.