El evento en el que Apple cada septiembre aprovecha la ocasión para mostrar sus productos característicos, la Keynote 2018, como era de esperar, capturó la atención de todos los fanáticos de la marca y hasta sus detractores. Así lo hicieron con los anuncios de los nuevos iPhone XS, XS Max y XR al igual que el innovador reloj inteligente Apple Watch, que hasta puede realizar un electrocardiograma y lanzar una alerta en caso de caídas.

Pero el gigante de Cupertino pasó por alto varias noticias, ya sea de forma intencionada o por falta de tiempo. El cargador inalámbrico múltiple AirPower no tuvo mención alguna, el adiós de varios teléfonos (entre ellos el propio iPhone X) y algún que otro detalle sobre las cajas de los nuevos iPhone fueron alguno de los casos que quedaron afuera del show.

Tras el anuncio de los nuevos teléfonos, el dispositivo conmemorativo por los diez años de Apple en la industria de los móviles ya no aparece ni en la página oficial. Tampoco los iPhone 6s y 6s Plus y, lo que puede parecer más sorprendente, el iPhone X y el SE fueron dos de los productos de Apple que más vendieron en los últimos años. Al querer comprarlo desde la página oficial de inmediato aparece la leyenda “solo disponible en distribuidores autorizados”.

Con el fin de los 6s y el SE, Apple se quitó de encima los últimos celulares que mantenían el puerto tipo jack para auriculares. Pero su cruzada contra estos conectores tradicionales no queda ahí, sino que dan un paso más y los destierran definitivamente de sus productos. Hasta ahora todos los iPhone contaban con un adaptador ‘jack-lighting’ en el interior de la caja para que pudieras seguir conectando tus auriculares clásicos al teléfono a través del puerto de carga, pero con esta nueva tanda de productos esto quedó definitivamente en el pasado.

A partir de hoy, todos los celular que compres de Apple (incluidos los antiguos como los 7 o los 8) llegarán sin dicho adaptador en su interior. Eso sí, podrás comprarlo a parte en la tienda oficial de la manzana. Una apuesta clara por lo inalámbrico que tampoco comentaron en la ‘keynote’.
Edelson)

Otro detalle es que no incluirían un cargador de carga rápida. Si bien estos nuevos teléfonos tendrá capacidad para ello, el adaptador que incluyen en el pedido será el mismo que la compañía incluye desde hace 8 años. Esto contrasta con otras compañías del sector que sí lo incluyen para los dispositivos con el sistema operativo Android.

Apple también pondrá fin a partir del 1 de enero a los descuentos en las baterías que se vieron obligados a establecer tras el escándalo de la ralentización de los iPhone que aconteció a finales de 2017. Con las mejoras en el software ya habían solucionado muchos de los problemas, y ahora van a dar un paso más en ese sentido.

Según reveló el sitio especializado MacRumors, el gigante de Cupertino publicó en su web los nuevos precios para el recambio de la batería de sus dispositivos en caso de deterioro. Los reemplazos para iPhone SE, iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6s, iPhone 6s Plus, iPhone 7, iPhone 7 Plus, iPhone 8 y iPhone 8 Plus pasan de valer 29 a 49 dólares. Además, ya está el costo por el cambio en los Xs, Xs Max y Xr: 69 dólares.