Jones Huala

Luego de su traslado a Chile, Facundo Jones Huala, uno de los líderes del grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), inició una huelga de hambre en protesta por la extradición desde la Argentina. El juicio en su contra empezará el 4 de diciembre.

Jones Huala llegó a última hora de este martes a Valdivia, Región de Los Ríos, en un avión de la Fuerza Aérea de Chile y custodiado por efectivos de Interpol. Luego de desembarcar en el país vecino, fue acusado como responsable del atentado registrado en 2013 en el fundo Pisu Pisue.

En Valdivia, el dirigente mapuche se presentó ante la Corte de Apelaciones, donde se le informó sobre la extradición. La audiencia no duró más de 15 minutos. Allí, cinco gendarmes lo custodiaron, mientras en el exterior del tribunal un contingente de Carabineros garantizó que no haya incidentes.

“El Lonko Facundo Jones Huala se encuentra en huelga seca, desde que fue trasladado de Esquel, como protesta ante la decisión del estado argentino de desestimar el pedido de Naciones Unidas (ONU)”, detalló la Red de Apoyo Comunidades en Conflicto a través de un comunicado.

El Ministerio Público de Valdivia pedirá la prisión preventiva, a la espera de la realización del juicio oral por el delito de incendio y tenencia de armas. La Fiscalía pidió 12 años de cárcel efectiva.

Su mamá llamó a movilizarse

La madre del detenido le solicitó a varias organizaciones mapuches que se movilicen para evitar el traslado. “Esto es urgente: se llevaron a Facundo Jones Huala en helicóptero hasta Mendoza y luego lo trasladaron a Santiago de Chile en avión”, dijo María Isabel Huala a través de un audio que compartió en las redes.

“Están cumpliendo la extradición. Hay que movilizarse a las embajadas, cancillerías y a todos los lugares que se pueda para ver si se puede evitar esto”, expresó.

La abogada del dirigente, Sonia Ivanoff, contó que el traslado fue decidido “por una comitiva policial que se reunió con autoridades de la Interpol”. Días atrás, la Corte Suprema de Justicia confirmó el fallo del juez federal de Bariloche, Gustavo Villanueva, en el que aceptó el pedido de Chile para extraditarlo.