El presidente de Bochófilo Bochazo se refirió al tema de Facundo Sánchez

Facundo Sanchez

El dirigente del club Bochazo de la Liga Rafaelina contó en Cadena OH! que “A Estudiantes le queda la instancia de la Apelación como le asiste legalmente, en cuanto a nosotros, creemos que con esta ley los clubes deben cumplirla y, más allá de esto, no creo que tengamos respuesta en el corto plazo”.

Además expresó que “esto fue un trabajo que comenzó con la ley que nos presentó una vez la diputada Claudia Giaccone donde se decía que se podía recibir un dinero por la formación”

“Somos un equipo chico que nos gustaría que nos conozcan por logros deportivos y no por este tema”, agregó el presidente.

Bochazo de San Vicente le ganó la pulseada a Estudiantes de La Plata
Se trata de los Derechos de Formación Deportiva del jugador Facundo Sánchez. La aplicaron a favor del club Bochófilo Bochazo de San Vicente (Santa Fe) contra Estudiantes de La Plata.

El Dr. Juan Carlos Marchese, juez de Circuito Judicial Nº 29 de San Vicente, decidió aplicar por primera vez en la República Argentina la Ley Nacional 27.211 de Derechos de Formación Deportiva, por lo que un club grande de la Superliga —Estudiantes de La Plata— deberá pagarle al club Bochófilo Bochazo de la Liga Rafaelina una suma importante de pesos por los inicios del jugador Facundo Sánchez. Si bien el “Pincharrata” apelará la medida, el fallo es inédito para el balompié criollo.

La Ley Nacional Nº 27.211 de Derechos de Formación Deportiva, que había sido iniciada por el diputado Nito Artaza pero finalmente por la legisladora Claudia Giaccone, establece que “de manera irrenunciable, que al firmar su contrato profesional y en todas las transferencias futuras a nivel nacional, el club de destino del deportista debe aportar el 5 por ciento del monto pagado a las instituciones donde fue formado el mismo”.
Acorde al espíritu de la ley, “se considera formación el período que va entre los 9 y 18 años, y es válido para todos los deportes en equipo o individuales, no solo para el fútbol; y para todos los clubes del país.

“Esta ley pone justicia en el tema, ya que es un reconocimiento de legítima compensación al esfuerzo y recursos puestos en la formación de valores de nuestros niños y jóvenes. La legislación aprobada establece un modo de aplicación muy operativo y de ejecución concreta y automática. No precisa reglamentación del Poder Ejecutivo, y si la deben hacer cada Federación, Confederación y Ligas, en plazos concretos establecidos en el articulado”, explica Giaccone.

Lo que también es importante es que los clubes o asociaciones civiles formadoras muchas veces debían recurrir a la Justicia para reclamar su derecho a una compensación económica, pero como no existía ley no podían lograrlo. “Bien, ahora hay una ley muy precisa”, explica la legisladora.

Se establece en la ley como “formación deportiva” al adiestramiento, entrenamiento y perfeccionamiento de la calidad y destreza del deportista involucrado en la práctica de una disciplina amateur o profesional, entre los 9 y 18 años de edad.

Ese derecho existirá cuando el atleta “se encuentre inscripto federativamente a fin de representar a la entidad deportiva en confederaciones, federaciones, asociaciones, ligas o uniones”.

Hasta aquí se conocían los famosos derechos de formación de la FIFA, pero no había precedentes entre clubes argentinos.

¿Cuándo puede aplicarse realmente la ley en los casos de fútbol?:

1) Cuando se realiza una venta entre clubes argentinos

2) Cuando se firma el primer contrato profesional del jugador

3) Cuando se produce la renovación de ese contrato profesional.

¿Cómo se calcula el monto a percibir?: es un 0.5 por ciento por cada año de formación, por lo que al comprender “desde los 9 hasta los 18”, es un 5 por ciento total del monto final.

Facundo Sánchez, el primer caso
Este primer reclamo de Bochófilo Bochazo nace por haber tenido en su escuelita a Facundo Sánchez, hoy jugador profesional en Estudiantes de La Plata.

Daniel Giardini, presidente de la entidad de San Vicente, atendió en exclusiva a El Litoral: “Estamos a 50 kilómetros de Rafaela, en una población de 7.000 habitantes. Si bien el club se llama Bochófilo Bochazo, ya no hay bochas. Tenemos 400 socios. Hay 60 chicos en Escuelita, 90 en inferiores y 40 entre primera y reserva: jugamos en el Grupo “B” zona sur de la Liga Rafaelina. Hacemos fútbol y hóckey femenino”.

“Facundo Sánchez es nacido en Sa Pereira y arrancó acá. Nosotros lo cedimos a Colón de Santa Fe, allá hizo su primer contrato profesional y nunca vimos un peso. Quedó libre por ese famoso 20 por ciento y se fue a Estudiantes. Esto lo hacemos a pulmón, vendemos pollos, hacemos rifas, movemos 200 jugadores por fin de semana. Cualquier dinero que venga, será bien recibido”, se ilusiona.