La fiesta del Día del Niño causó polémica en Capitán Bermúdez, Santa Fe. No hubo payasos, ni juegos o sorteos. La municipalidad de esa localidad lo festejó enseñando a los más chicos a portar armas policiales.

El jefe comunal Carlos Daniel Cinalli organizó un festejo policial en el que se repartieron itakas, palos y demás armas, además de uniformes de la fuerza.

Según publicó el sitio local Síntesis, las fotos que se difundieron en las redes oficiales de ese municipio tras el festejo mostraban a chicos y chicas con escopetas, cascos, chalecos y bastones policiales.

En la publicación, desde la Municipalidad se expresó: “Los chicos aprenden a utilizar elementos del accionar policial y conocen los diferentes agentes del comando radioeléctrico. Festejamos el día del niño en el CIC. Un gran grupo de personas e instituciones de la ciudad”.