Prisión para el líder de la barra de Newell’s por el crimen de Bam Bam Funes

Fue imputado por el delito de homicidio agravado por el ánimo de lucro en calidad de autor, entre otras calificaciones. Por el asesinato de Funes ya purgan prisión efectiva Cable Solís y Damián Chávez

Bam Bam Funes fue asesinado a la salida de la cárcel de Piñero

La Justicia rosarina le dictó prisión efectiva al sindicado líder de la barra de Newell’s, Emiliano “Jija” Avejera, quien está acusado de ser el autor del crimen de Jonathan Funes, perpetrado el pasado 5 de febrero en el cruce de las rutas 14 y la A012. Pese a eso, el acusado negó haber participado en el crimen.

El fiscal Florentino Malaponte de la Unidad de Homicidios Dolosos le imputó a Jija Avejera el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego y calificado por el concurso premeditado de dos o más personas. Además, la carátula incluye “portación ilegítima de arma de fuego de guerra y encubrimiento doblemente agravado por el ánimo de lucro y por tratarse de un delito grave, todo en calidad de autor”.

Avejera fue detenido anteayer en Córdoba y trasladado a la sede local de la Policía de Investigaciones (PDI). En tanto, los otros dos involucrados en el asesinato de Bam Bam Funes son Enrique “Cable” Solís y Damián Chávez, quienes se encuentran bajo el régimen de prisión preventiva efectiva.

De acuerdo a la investigación, Jija actuó junto con los otros dos imputados, con quienes interceptaron a Bam Bam a metros de la cárcel de Piñero cuando salía de visitar a su hermano detenido, y le efectuaron 15 disparos, los que le provocaron la muerte en el acto.
“Puta, quedate arriba (del auto) que te voy a matar”, le exhortó Jija a Brisa Belén A., la joven que acompañaba a Bam Bam el 5 de febrero de este año, de acuerdo a la reconstrucción judicial.
“Te dejo viva para que lo denuncies”, fue lo que habría dicho el acusado a la chica antes de escapar junto a los otros dos imputados.

Tras cometer el crimen, los imputados se fugaron y luego incendieron la Ford EcoSport blanca que utilizaron para trasladarse en Camino San Martín y Ruta Nº9, en Alvear.
Pese a la acusación que pesa en su contra, el imputado hizo uso de la palabra y negó su participación en los hechos.

Finalmente, el juez de primera Instancia José Luis Suárez aceptó la calificación legal presentada por Malaponte y dictó prisión preventiva efectiva por plazo de ley, la cual tiene un límite de dos años.
Jija fue detenido el lunes en la ciudad de Córdoba mientras hacía unas compras a escasos metros de la casa en la que se alojaba en la clandestinidad. Durante ese tiempo, el barra leproso fue buscado en Funes y en la provincia mediterránea.