Fue minutos después de las 8, el coche transitaba por Balcarce cuando al llegar a la intersección con Alvear la rueda delantera izquierda se desprendió.

Un coche de la Línea 2 transitaba por calle Balcarce cuando, para sorpresa de los pasajeros y del conductor, la rueda delantera izquierda se desprendió.

En un horario en el que el tránsito es intenso el incidente no generó graves inconvenientes a los automovilistas así como tampoco a los pasajeros.

“Venía circulando y cuando llego a la intersección disminuyo la velocidad, se salió la rueda”, contó el chofer. También agregó que tuvo que hacer fuerza con el volante para mantener el trayecto.

“Gracias a Dios no hubo heridos, de solo pensar que hubiéramos estado en la ruta podría haber pasado una desgracia importante”, afirmó el conductor de la línea que recorre la ciudad y llega hasta Rincón.