La Asociación Civil Instituto Sarmientino de Santa Fe distinguió a la UNL en un acto realizado este 11 de septiembre, en homenaje a Domingo Faustino Sarmiento y en el año del centenario de la Reforma Universitaria.

La Universidad Nacional del Litoral (UNL) recibió el premio “Maestro 2018”, otorgado por la Asociación Civil Instituto Sarmientino de Santa Fe, en un acto realizado este jueves en el Consejo Superior, en homenaje a Domingo Faustino Sarmiento.
La entidad reconoció a la UNL, “nacida de la Reforma de 1919, pronta a cumplir 100 años, y en homenaje a la reafirmación de su compromiso incansable con la Educación, la Ciencia y la Cultura”, asegura la resolución que fue recibida por el vicerrector de la casa de estudios, Claudio Lizárraga, de manos de María Claudia Pettinari, directora de la asociación civil. En el acto, las autoridades del Instituto Sarmientino también hicieron entrega de un cuadro conmemorativo y se realizó un homenaje al ex presidente Sarmiento, en su día.
“Es para la UNL una gran satisfacción recibir la distinción Maestro que anualmente entrega el Instituto Sarmientino de Santa Fe a personalidades destacadas y a instituciones de reconocida trayectoria”, manifestó Lizárraga. Y aseguró que “a la vez, esta distinción significa un reconocimiento a la centenaria trayectoria de la Universidad que, como hija dilecta de la reforma del 18 y por convicción, la comunidad universitaria toda, una vez más ratifica su compromiso con la educación como bien público y derecho humano fundamental”.

Educación como bien público
El vicerrector refirió además que este compromiso se ratifica “a través del desarrollo de sus funciones sustantivas, con un fuerte relacionamiento con el medio en el que se encuentra inserta, pero también a través de su preocupación por brindar educación en todos los niveles, inicial, primario, secundario y superior universitario”.
“La importancia de la distinción también tiene que ver con la inspiración que el ideario sarmientino irradia sobre nuestras metas y expectativas para la educación. Pensar en la educación es pensar en un modelo de país que suponga el crecimiento y el desarrollo con igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos y fundamentalmente con la pretensión sarmientina de educar al soberano”, valoró Lizárraga.
Para finalizar, el vicerrector expresó que “la distinción y el reconocimiento nos agrega, a nosotros conducción actual de la UNL, un compromiso adicional, que es el de fortalecer el legado de los grandes educadores que a lo largo de cien años han construido nuestra Universidad”.