Se realizó este martes 11 de septiembre de 2018 la audiencia previa al juicio, donde la defensa anticipó que pedirá la absolución porque considera que no fue quien causó el siniestro vial fatal para una mujer y su hijita.

Acusado: Francisco Mario Schreiber. Médico domiciliado en la Ciudad de Malabrigo, defendido por los abogados particulares Ricardo Degoumois y Andrés Ghio.

Juez: Mauricio Martelossi.

Fiscal: Alejandro Rodríguez.

En la audiencia previa al juicio que se materializó este martes 11 de septiembre de 2018, el fiscal comenzó su alocución recordando que el 11 de diciembre de 2017 se le imputó a Schreiber haber dado muerte a Gabriela Tourn, 49, y a su hija Mia, de 9 años de edad.

Como consecuencia de esos hechos, la calificación legal es la de “autor penalmente responsable de doble homicidio culposo en accidente de tránsito”, artículos 45 y 84 bis segundo párrafo.

El fiscal sostuvo que “la conducta del imputado ha constituido una acción típica, antijurídica y culpable compatible el delito indilgado”, y pidió una condena de 4 años de prisión de ejecución efectiva, más 5 años de inhabilitación para conducir.

Queda abierta la posibilidad de evitar el juicio mediante un procedimiento abreviado, pero Schreiber debería admitir su culpa y consensuar la condena, por ahora imposible porque el fiscal quiere que vaya a la cárcel.

Fueron dos muertos en triple choque

Sucedió a las 18:15 del domingo 19 de noviembre de 2017, en el kilómetro 814 de la Ruta Nacional 11, a pocos metros de la sucursal Guadalupe Norte de la Unión Agrícola, cuando fallecieron la docente Gabriela Ester Tourn, 48; y su nena Mia de los Angeles Tourn, de 9, quienes transitaban en un automóvil Renault Clio patente GES 856.

El Dr. Francisco Mario Schreiber conducía un automóvil Peugeot 208 patente AB874lI color blanco.

El tercer vehículo protagonista del siniestro fue un furgón Peugeot Boxer patente NIX 609 de la empresa Cincovial s.a., que en ese momento aún tenía la concesión del peaje en Ruta 11, en el que circulaba Francisco Agustín Avalos, 47, domiciliado en el pasaje 40/42 del Barrio Lanceros del Sauce, Reconquista.

La Boxer iba hacia el Norte, mientras que el Clío y el P-208 iban rumbo al Sur.