Diputado Raúl Fernández

“El gobernador tiene la obligación de participar de estas reuniones que definen el futuro del país. No lo digo como legislador sino como ciudadano. Lifschitz representa a los santafesinos y como tal debe estar presente, opinar, aportar ideas y defender los intereses de la provincia”.

En declaraciones a la prensa el legislador de Cambiemos criticó a Lifschitz por el “faltazo” al encuentro clave convocado por Mauricio Macri para discutir el presupuesto. “El presidente advirtió que estamos en emergencia, son momentos muy duros, situaciones muy delicadas y nada puede ser más importante para un gobernador que estar presente en estos momentos cruciales”.

Sobre la relación entre la provincia y la nación, Fernández remarcó que “no comprendo la actitud confrontativa que mantiene el gobernador con un gobierno nacional que dialoga, que busca soluciones y que sigue haciendo obras en la provincia. El gobierno de Cristina ni siquiera le atendía el teléfono al gobernador de Santa Fe; ahora puede haber diferencias ideológicas y políticas, pero se puede hablar, discutir, hacer planteos y buscar acuerdos”

El diputado de Cambiemos criticó la actual postura de Lisfchitz a quien acusó de “sólo hacer declaraciones de campaña” y explicó que “el gobernador dice “no quiero ser socio del ajuste” como si el gobierno nacional lo haría porque le gusta. La realidad es que Argentina desde hace muchos años tiene un déficit crónico, y este gobierno tomó la decisión de avanzar para solucionarlo. Se están adoptando medidas duras, antipáticas que generan un elevado costo social y político, pero se está pensando en edificar un futuro sólido no se piensa en las próximas elecciones como sí lo está haciendo Lifschitz”.

Sobre el particular, Fernández insistió con que “estamos en medio de una crisis y tenemos muchos problemas pero el gobierno nacional los asume y trabaja para solucionarlo. Acá no hay que hacerse los distraídos ni mirar para otro lado. Hay problemas propios y otros muy profundos heredados. Nadie puede hacerse el desentendido y todos estamos obligados a poner el hombro para tratar de salir adelante”.

Por último, el legislador diferenció la actitud del gobernador con la del presidente al sostener que “Mauricio está dispuesto a asumir el costo político que generan estas medidas, pero lo hace convencido de que es el remedio que la Argentina necesita para salir de estas crisis y pensando en un futuro mejor. Pero al parecer el gobernador sólo está pensando en las elecciones del año que viene; y lo demostró al insistir por todos los medios -incluso pretendiendo su tratamiento sobre tablas-, con reformar de la Constitución de la provincia para incluir la reelección”.