El empresario santacruceño está con prisión preventiva desde hace más de dos años

El 30 de octubre próximo comenzará el juicio oral y público contra el empresario Lázaro Báez, sus cuatro hijos, Leonardo Fariña y el financista Federico Elaskar, entre otros, en el marco de la causa por lavado de dinero conocido como la ruta del dinero K. El Tribunal Oral Federal Nº 4 fijó para ese día, a las 9.30, el inicio del proceso, con una audiencia preliminar el 9 de ese mes.

Serán juzgados, además de Báez, sus hijos Luciana, Leandro, Melina y Martín, el contador Daniel Pérez Gadín, el abogado Jorge Chueco, Fariña, Elaskar y Fabián Rossi, este último ex pareja de la vedette Iliana Calabró.

También estarán en el banquillo Carlos Molinari, Daniel Alejandro Bryn, César Gustavo Fernández, Alejandro Ons Costa, Eduardo Guillermo Castro, Jorge Norberto Cerrota, Santiago Carradori, Julio Enrique Mendoza, Claudio Bustos, Juan Ignacio Pisano Costa, Eduardo César Larrea, Walter Adriano Zanzot, Mario Lisandro Acevedo Fernández, Christian Delli Quadri y Sebastián Pérez Gadín.

La acusación estará a cargo del fiscal Marcelo Colombo, así como la Oficina Anticorrupción (OA) y la Unidad de Información Financiera (UIF), que actúan como querellantes.

El tribunal es el mismo que ya condenó al ex vicepresidente Amado Boudou por la compra de la ex Ciccone Calcográfica a cinco años y seis meses de prisión y el que está por dictar veredicto en el juicio contra el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido por la tragedia ferroviaria de Once.

Para este juicio ya fueron convocados un total de 91 testigos, en tanto que hay una larga lista de pendientes. Es decir: pueden ser citados o no en función de cómo se desarrolle el debate.

En esa partida están el periodista Jorge Lanata, la modelo Karina Jelinek (ex pareja de Fariña); la diputada nacional Elisa Carrió; la líder del GEN, Margarita Stolbizer, y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

En el juicio no está convocada la ex presidenta Cristina Kirchner ya que recién fue imputada y citada a indagatoria para el 18 de septiembre próximo por el magistrado Sebastián Casanello, por orden de tribunales superiores.

Operatoria

La causa conocida como la ruta del dinero K implica la fuga de más de 55 millones de euros al exterior, en paraísos fiscales, a través de armado financiero de alta complejidad.

Entre los hechos, serán juzgadas al menos tres maniobras de lavado de dinero por parte de Báez, detenido con prisión preventiva desde hace más de dos años, vinculadas al uso de facturas truchas y evasión del dinero de la corrupción proveniente de obra pública vial con la que fue beneficiado durante el kirchnerismo.

Al juicio llega la mayoría en libertad, excepto Báez, Chueco y Pérez Gadín.