Carlos Alberto López está bien de salud.

Apareció el empleado municipal que era buscado tras ausentarse de su hogar en el día de ayer. Afortunadamente, regresó a la noche. Había prestado testimonio en un operativo policial y no pudo comunicarse con sus familiares.

Carlos Alberto López de 35 años, quien se desempeña en Parques y Paseos de la Municipalidad de Rosario había sido visto por última vez este lunes cerca de las 11. Como no se podía dar con su paradero, la Fiscalía Regional Segunda Circunscripción solicitó la colaboración de la población.

Según confirmaron fuentes municipales, el muchacho volvió a su casa ayer por la noche. De acuerdo a lo que trascendió, debió oficiar de testigo en un procedimiento policial y no tuvo forma de contactarse con sus allegados al respecto.