patrullero

Un joven resultó apuñalado por otro y el ataque derivó en un enfrentamiento a tiros. Una mujer que bajaba de un remis se salvó de milagro al ser rozada por un proyectil.

Los vecinos de barrio San Lorenzo volvieron a ser sacudidos anoche por el sonido de las balas que dominan algunas esquinas de esa zona del sudoeste de la capital santafesina. Esta vez, un joven fue apuñalado por otro y el ataque habría derivado en un enfrentamiento a tiros. Una mujer que bajó de un remis se salvó de milagro luego de ser rozada por uno de los proyectiles.

La violenta secuencia

Todo comenzó alrededor de las 22hs de este lunes en inmediaciones de las calles Amenábar y Juan Díaz de Solís. Allí, un muchacho de 22 años fue apuñalado por otro en circunstancias que aún se investigan.

 

 

Al parecer, la víctima habría intentado pedir ayuda y varios de sus familiares salieron a socorrerlo. Fue en ese momento que el atacante comenzó a disparar a mansalva.

Al mismo tiempo, una mujer que se bajaba de un remis muy cerca del lugar fue alcanzada por una bala que le rozó la nuca. La joven fue derivada al hospital José María Cullen donde, tras recibir las curaciones, fue dada de alta.

Al mismo nosocomio fue trasladado el muchacho herido de arma blanca.

Personal de la Policía de Investigaciones (PDI) llegó al lugar, de donde logró secuestrar varias vainas servidas de un revólver calibre 22mm. El caso es investigado ahora por el fiscal de Homicidios, Andrés Marchi y no se descarta que esté vinculado al accionar de conocidas bandas delictivas de la zona.