Fein y Lifschitz presidieron la apertura de un Congreso Internacional que prestigia a la Universidad pública

El 13º foro sobre Democracia de la Facultad de Ciencia Política se extiende 4 días con destacados especialistas. La intendenta valoró su aporte en el marco de la compleja coyuntura nacional.

La intendenta Mónica Fein y el gobernador Miguel Lifschitz participaron este lunes del panel de apertura del XIII Congreso Nacional y VI Internacional sobre Democracia, organizado por la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Rosario. El encuentro se desarrolla hasta el jueves con la presencia de destacados especialistas de distintos países que intervienen en mesas redondas, conferencias, paneles y simposios en torno a los temas abordados en esta edición del consolidado foro bianual que se desarrolla desde 1994.

En esta ocasión, el Congreso lleva como consigna Los escenarios democráticos del siglo XXI. Disrupción, fragmentación, nacionalismo, populismo y nuevos actores globales, y tal como describen sus organizadores servirá para pensar la democracia en clave de futuro.

El acto de apertura se desarrolló en el Salón de Usos Múltiples de la Facultad de Arquitectura, y junto a las autoridades de la ciudad y la provincia estuvo encabezado por el rector de la UNR, Héctor Floriani; el decano de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, Franco Bartolacci, y el representante del claustro estudiantil de la casa de estudios, Federico Sechi.

En ese marco, la intendenta dio la bienvenida a los participantes y destacó: “Fue en el comienzo de este Congreso donde se afirmó que había que defender la Universidad de los procesos neoliberales”, y “hoy es un buen momento para seguir discutiendo y profundizando el rol de la Universidad y de la democracia”.

“Todos tenemos que pensar en una democracia mucho más participativa, donde las ciudades tengan un rol más protagónico y donde también las mujeres incorporadas activamente a la vida social y política representamos y tenemos un rol protagónico en esa construcción de sociedad, y cómo esa sociedad es mucho más justa”, agregó la titular del Palacio de los Leones.

Fein subrayó, además, que “más del 30% de los argentinos está por debajo de la línea de pobreza y si no discutimos una democracia con todos adentro, será una democracia débil y poco defendida por aquellos que no encuentran allí la satisfacción de sus derechos”.

“Hoy recortar en salud, educación, ciencia y tecnología habla de cómo se imagina el futuro el gobierno nacional: hipotecado”, ratificó y completó: “Que la Universidad Nacional de Rosario y el resto de las universidades estén solicitando mayores recursos no es sólo para los universitarios, es para un país que quiere construir un futuro mejor”.

Poner en debate “las cosas que hoy nos pasan en la Argentina”

A su turno, el gobernador reflexionó: “Este Congreso viene a poner en discusión la democracia y las cosas que hoy nos pasan en la Argentina, las ideas que se instalan y los debates necesarios que tenemos que abrir en la opinión pública para enriquecer la democracia”.

Lifschitz recordó a “quien fue el líder que reinstaló la democracia en Argentina, y que instaló el valor de la democracia y sus derechos, Raúl Alfonsín”. Luego mencionó aquel discurso que quedó en la historia con una frase contundente: “Con la democracia no sólo se vota, sino que también se come, se educa y se cura”.

Pero en estos días estamos “frente a un modelo que, lejos de igualar, desiguala, profundiza las diferencias, concentra recursos y oportunidades en algunos sectores en detrimento de los sectores más desprotegidos de la comunidad, y la tarea de la democracia es reparar esa situación, y buscar equilibrio”, reflexionó el mandatario provincial.

Lifschitz apuntó: “Y si la democracia no cumple ese rol se convierte en una cáscara vacía, un formato, un ritual que cumplimos cada dos o cuatro años a la hora de votar pero ya no sirve para transformar la realidad social y darle derechos a los ciudadanos”.

Por último, alentó a los participantes del Congreso “a que profundicen todos los debates con todas las convicciones, con todas las miradas, pero que también no olvidemos que la democracia se construye en la calle, en los ámbitos públicos y en los espacios de participación ciudadana, en una Universidad pública que tiene mucho para decir. De aquí saldrán nuevas ideas para reforzar la democracia”.

“Defender la Universidad pública de la miseria y los miserables”

El decano de la Facultad de Ciencia Política, Franco Bartolacci, en sintonía con la intendenta, recordó que el Congreso “nació en los años 90 como una expresión de resistencia frente a la ofensiva neoliberal contra las Universidades públicas, como ámbito para pensar lo que nos pasa y transformarlo con más y mejor democracia”.

“No hay ni habrá decisión más transformadora para cambiar lo que nos pasa que hacer de la inversión en educación, ciencia y tecnología una decisión estratégica, prioritaria y una política de Estado”, profundizó Bartolacci.

Por último, llamó a defender la Universidad pública “como trinchera, de la miseria y de los miserables, defendiéndola como derecho y como certeza, como principio, como un destino y como bandera”.

Aportar a un proyecto de futuro compartido

El rector de la Universidad Nacional de Rosario, Héctor Floriani, rescató en tanto “el prestigio y los logros de la UNR como una usina de pensamiento y reflexión de cerca de 90 años para aportar a un proyecto de futuro compartido”.

“Somos hijos e hijas de la Universidad pública”

El representante del claustro estudiantil de la casa de estudios, Federico Sechi, señaló: “Nos toca vivir este Congreso en un contexto muy particular, la educación ha sido foco en estas semanas de intensos debates y a cada uno de nosotros nos toca posicionarnos como lo que somos, hijos e hijas de la Universidad pública”.

“La Universidad pública debe cumplir un rol estratégico en la planificación del desarrollo nacional. El conocimiento del siglo XXI nos va a orientar a esa universidad que indudablemente será pública, laica, reformista, feminista, democratizadora y emancipadora”, definió el representante de los estudiantes.