El fiscal indicó que el móvil sería una cuestión personal relacionada con su esposa.Le dictaron prisión preventiva efectiva por 30 días. “Las pruebas son contundentes”, señaló Matías Edery, el fiscal de Flagrancia.

La Justicia imputó hoy al abogado Néstor A., acusado de balear el negocio de un dirigente de Newell’s el pasado martes, por los delitos de amenazas doblemente calificadas por ser anónimas y mediante el empleo de arma de fuego y portación ilegal de arma de guerra en concurso real en calidad de autor en grado consumado.
De acuerdo con el fiscal de la Unidad de Flagrancia Matías Edery, el móvil sería un tema personal, luego de que la mujer del supuesto agresor fuera despedida del club del Parque Independencia, y sentenció que las pruebas en su contra “son contundentes”.
En la sala 3 de la Oficina de Gestión Judicial del Centro de Justicia Penal Rosario se realizó hoy la audiencia imputativa al abogado Néstor A., de 48 años. La jueza de primera instancia aceptó la calificación legal presentada por la Fiscalía y dictó prisión preventiva efectiva por el término de treinta días. La defensa del imputado estuvo a cargo de Juan Lewis.
“Hay filmaciones de videovigilancia y las vainas que se recolectaron en el lugar del hecho coincidieron con las que están en el vehículo y la casa del imputado, todo esto con declaraciones testimoniales”, indicó el fiscal Edery, además de resaltar que “el vehículo es el mismo que se encuentra filmado en distintos lugares vinculados con el hecho”.
Y remarcó: “Las pruebas son contundentes”.
Sostuvo que el ataque estaría derivado de “un tema personal: la pareja de la persona imputada fue despedida del Club Atlético Newell’s Old Boys por una cuestión interna, y a raíz de esto el imputado es el que realiza los disparos como en una especie de venganza”.
El imputado, que no declaró pero su defensa negó el hecho, podría enfrentar una pena en caso de ser encontrado culpable de entre tres años y seis meses a doce años y seis meses de prisión.
El hecho por el que se lo acusa es la balacera ocurrida en la madrugada del pasado martes 4, contra la fachada de un local comercial en Mitre y La Paz. El sábado último, el ahora imputado fue detenido en su domicilio de Mitre al 1700 a raíz de los allanamientos realizados mediante medidas investigativas, en los que se secuestró material balístico de interés para la causa.