En la mañana de este lunes se encontró sin vida a una mujer en el extremo norte de la ciudad. El hecho ocurrió en calle Ciblis al 6800 y el cuerpo se encontraba atado de pies y manos y con su boca amordazada. Por otro lado desde la Policía afirmaron que presentaba golpes en el rostro y uno muy marcado a la altura de la nuca.

La víctima es Miriam Cacase y era oriunda de San Juan. La misma trabajaba en para la Municipalidad en el Mercado de Productores. Tras no verla por la zona a lo largo de un par de días dieron aviso a la Policía que, al ingresar a la vivienda se encotnraron con el fatal desenlace. El médico policial, tras las pericias pertinentes, constató el deceso de la mujer que tendría 65 años y fue encontrada en su cama, maniatada y amordazada lo que haría suponer que se trató de una muerte forzosa.

Según vecinos la mujer vivía sola y el viernes compartío un momento de mates sus amigos. “Era muy simpática pero reservada en sus asuntos personales, nunca nos comentó nada de su vida privada. Creemos que fue un robo pero no entendemos porqué tanto ensañamiento” explicó Miguel, compañero de trabajo de Cacase. Esa fue la última vez que la vieron y la preocupación llegó cuando, tras varios llamados telefónicos no hubo respuestas por parte de la víctima y decidieron dar aviso a la Policía tras golpear su puerta y no obtener una respuesta.

La Policía investiga el hecho ya que no se encontraron puertas ni ventanas forzadas y las cerraduras estaban intactas. Se analiza la posibilidad de un homicidio y se investiga al círculo cercano de la vítima.