Este lunes por la mañana la Policía Federal realizó un megaoperativo por juego clandestino en distintos puntos de Rosario y Funes. Hay más de cien máquinas secuestradas y siete personas demoradas. Con la modificación de la ley N° 27.346, el juego ilegal ya no es considerado una falta contravencional sino un delito penal con castigos de hasta seis años de prisión efectiva. En Santa Fe, de acuerdo a un informe realizado por la periodista Sabrina Ferrarese de Rosario3.com, las apuestas resisten la persecución policial, de la maquinita de monedas a la pelea de perros, de la partida de póquer a la quiniela.

Los allanamientos de este lunes eran 17 en total: 15 en diferentes puntos de Rosario y dos en Funes. El megaoperativop fue denominado “Game over Rosario”. Según informó el periodista Juan Pedro Aleart de El Tres, comenzaron a las 9 de la mañana y continuaban este mediodía. En Riobamba al 6700 –uno de los lugares allanados– funcionaba una casa de juego ilegal

Además, retuvieron, más de un millón de pesos, dos motos y cinco vehículos, entre ellos dos de alta gama. En una camioneta Volkswagen Amarok encontraron más de un millón de pesos.

Los allanamientos fueron ordenados por la fiscal Natalia Benvenuto. La investigación se inició por una nota anónima que se recibió en el buzón de la vida de la Justicia federal el 25 de julio de este año.

Los lugares allanados donde supuestamente había salas de juego son los siguientes: Riobamba al 5200 y al 6700; 27 de Febrero 4083; Avellaneda 1695; Cerrito 4704; Ituzaingo al 5100; Larrea 3535; Magallanes a 2500; Pje. 1002 al 2200; Camilo Aldao al 2400;

También se allanaron tiendas que aparentemente se usaban para justificar el ingreso del dinero, en Génova al 1700 y Larrea al 200 bis.

Y domicilios particulares: El Talar al 2100 y Montevideo al 600 de Funes; Gallini 918, Matienzo 2222, Matienzo 2233, de Rosario.