Más del 60 por ciento de los argentinos se mostró de acuerdo con la implementación de las retenciones a los derechos de exportación para el campo y la industria, según la última encuesta de Analogías realizada en los primeros días de septiembre.

Los ciudadanos de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano muestran mayores niveles de adhesión (70%), mientras que los habitantes del interior lo retacean: solo respaldan la medida entre 40% y 55%, según la región.

La apertura a las importaciones también fue un tema abordado en la encuesta. ¿Qué opina usted sobre cerrar el ingreso de importaciones de productos que se fabrican en la Argentina?, preguntaron. El 50,8% respondió que está de acuerdo, el 28,2% en desacuerdo y el 21% no sabe.

El análisis determinó que más de la mitad de los argentinos considera que el gobierno debería romper con el FMI para que la economía vuelva a crecer. El rechazo aumenta del 51,9% al 60,9% entre los más jóvenes. Un 27% confía en la prosperidad que pueda arrojar el acuerdo con el organismo y un 20% no sabe qué es mejor, si mantenerlo o darlo de baja.