Si bien el consumo total de bebidas tuvo un leve aumento del 0,3% en el acumulado a julio del corriente año – según el índice de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES Consultores)- hubo un descenso en la producción de bebidas del 0,4% en los primeros sietes meses de 2018, como consecuencia de la fuerte contracción del 9% interanual en julio.

Se verifica una desaceleración de las ventas desde mayo, mes que registró una merma del consumo de 2,3% interanual que suavizo la caída en julio del consumo a un 1,2%, respecto al año anterior.

En los primeros siete meses de 2018, las exportaciones de bebidas fueron por u$s 549,4 millones y treparon 3,4% con respecto a igual período de 2017; pero en cantidades, los despachos cayeron 3,7% al totalizar 219 millones de litros.

Las importaciones de bebidas en los primeros siete meses de 2018 mostraron una caída del 7,2%, al registrar compras por un total de u$s 100,1 millones (u$s 107,8 millones en el mismo período de 2017), mientras que en cantidades, se contrajeron 41%.

Respecto de los destinos de las exportaciones de la industria vitivinícola en el acumulado a julio de 2018, se concentraron en los Estados Unidos (34,9%), en Reino Unido (13,7%), en Canadá (8,5%), en Brasil (7,2%), y en los Países Bajos (3,5%), países que conjuntamente concentraron el 67,7% de los valores de las ventas en este período analizado.