Todo indica que se trataría de un hecho de violencia intrafamiliar.

La mujer, de 24 años se encuentra en la sala de shockroom con el 20% del cuerpo quemado, mientras que el hombre, de 29, está en terapia intensiva.

El caso del hombre es el que mayor gravedad representa ya que tiene el 90% del cuerpo quemado.