El gobernador MIguel Lifschitz, el vicegonernador Carlos Fascendini, la intendenta de Esperanza, Ana Meiners y el senador Rubén Pirola

El gobernador destacó “la importancia que tiene esta celebración para Esperanza, una ciudad que es parte de nuestra mejor historia”.

“Aquí nació la agricultura moderna a fines del siglo XIX y principios del XX. Esa agricultura que nos convirtió en el granero del mundo”.

“Pero Esperanza no es sólo historia, pasado y tradiciones sino sobretodo futuro porque el futuro de Argentina pasa por lo que ustedes construyen aquí, por lo que hacemos en Santa Fe”.

“Si la Argentina se pareciera un poquito más a Esperanza, no tengan dudas que tendríamos un país extraordinario”, enfatizó el gobernador Lifschitz.

En el tramo final de su alocución ratificó su compromiso de “seguir al lado de ustedes. Estamos haciendo en Esperanza obras de infraestructura para desagües y saneamiento, obras para educación”

Lifschitz subrayó que la obra pública es la mejor herencia que un gobierno puede dejar a las generaciones futuras y que al finalizar su mandato serán 80 mil millones de pesos invertidos en obra pública y que permiten que 20 mil familias tengan un sueldo.