Diego Maradona ya está en México. El astro arribó este sábado con una gorra, anteojos y remera. No se acercó a los periodistas que lo esperaban en el aeropuerto y rápidamente salió rumbo al encuentro del embajador argentino Ezequiel Sabor, con quien se sacó una foto y la publicó en Facebook.

Culiacán, la ciudad dominada por narcos en la que va a dirigir Diego Maradona
Sabor había estado en el centro de la escena este miércoles cuando recibió en chomba, bermudas y zapatillas a los tripulantes de la Fragata Libertad, que habían amarrado en el puerto de Veracruz, donde el buque participó de la tercera edición de “Velas de Latinoamérica”, uno de los encuentros náuticos más importantes de la región. Su informalidad despertó la bronca de las Fuerzas Armadas y fue muy criticado en las redes sociales.

El embajador en bermudas y la Fragata Libertad: Jorge Faurie lo defendió y hay contrapunto en las redes
Pero para recibir a Diego, Sabor fue en camisa y saco. Y Maradona publicó en su Facebook: “Ya en México! Muy bien recibido por el embajador argentino, Ezequiel Sabor”.

Diego se convertirá en las próximas horas de manera oficial en el flamante entrenador de Dorados de Culiacán, en el estado de Sinaloa, un equipo de la segunda división del fútbol mexicano.

Pero antes de subirse al avión y por la misma red social, Maradona envió un fuerte respaldo al presidente electo mexicano, al socialdemócrata Andrés Manuel López Obrador, que asumirá la presidencia de México el 1° de diciembre tras ganar las elecciones que se celebraron en julio: “Feliz por esta nueva oportunidad de trabajo. Feliz de volver a la tierra que me vio campeón del mundo, y de la que guardo muy buenos recuerdos. Feliz por todos los comentarios, con buenos augurios.

Quiero decirles que encaro esta nueva etapa con humildad, y con las mismas ganas de siempre. Le mando un gran saludo al pueblo mexicano, y a su nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien sin dudas trabajará para darle felicidad a su gente. Latinoamérica debe estar unida, y en paz, contra el Imperialismo, que todos los días despliega sus armas para quedarse con todo, a costa del hambre de la gente”