Los ediles sunchalenses en uno de sus encuentros ordinarios.

Cuando aún permanece en estado parlamentario un proyecto de Resolución, elevado por María José Ferrero proponiendo congelar las retribuciones que perciben los concejales, en la última sesión del Cuerpo legislativo local tuvo entrada un proyecto de ordenanza elaborado por los concejales Fernando Cattaneo y Oscar Trinchieri
El articulado del instrumento legal señala:
Art. 1: Suspéndase por el término de 6 meses, todo incremento en la remuneración de la retribución mensual percibida por el Intendente Municipal, Secretarios, Subsecretarios y demás Funcionarios del Gabinete Municipal y Entes Autárquicos, y dietas de los Concejales Municipales.
Art. 2: Los fondos no percibidos por los funcionarios municipales enumerados en el artículo 1°) serán destinados como recurso adicional a la partida presupuestaria del Programa de Apoyo a las Instituciones de Bien Público instituido por Ordenanza 1542/2004 y modificatorias.

Los ediles en sus fundamentaciones ponen de relieve que existe basta e histórica doctrina fundamentando que el cargo de las autoridades públicas municipales, ejecutivas o legislativas, merecen una retribución justa en orden a las labores y la responsabilidad que acarrean sus funciones.
Que sin perjuicio de ello, debe reconocerse que tales investiduras también están acompañadas de una “carga honorífica” y/o “carga pública” a través de la cual el ciudadano reclama una funcionalidad ética arraigada al mayor esfuerzo en orden al representado y su situación.
Que en este sentido resulta plenamente aceptable consentir en adherir a las medidas de “austeridad” que debe afrontar el estado público, en nuestro caso municipal, para “enfrentar la crisis fiscal” principalmente en lo que respecta en las retribuciones de los funcionarios públicos.
CONCEJO
Que la Ley Orgánica de Municipalidades de la Provincia de Santa Fe N° 2756, en su artículo 28 establece que “las dietas de los concejales podrán ser fijadas por el Concejo Municipal con el voto de las dos terceras partes de todos sus miembros”.
Que asimismo en su articulo 29 reza “El intendente gozará de un sueldo o retribución mensual que no será superior en ningún caso al mayor que exista en la Municipalidad. Dicho sueldo no será aumentado ni disminuido durante el periodo de su mandato, salvo resolución expresa del Concejo Municipal, tomada con el voto de las dos terceras partes de sus miembros.”.
Que en este sentido, la Ley Orgánica faculta a este concejo a intervenir las remuneraciones de los funcionarios legislativos y/o ejecutivos a los efectos de suspender sus aumentos por un plazo determinado, adecuando de esta manera al esfuerzo que se solicita a la ciudadanía en orden al contexto social-económico.
Que la suma no percibida por los funcionarios en concepto de retribuciones, puede ser volcada al patrimonio del municipio, a determinadas cuentas o tributos que permitan evitar se le traslade al vecino o las instituciones de bien público un aumento en las tarifas o colaborar a reducir el mismo.