Madre de colonias, fundada en 1856 por inmigrantes europeos, Esperanza conmemora hoy sus primeros 160 años de vida. Reconocida como la Primera Colonia Agrícola Organizada del País, la ciudad tiene hoy más de 45 mil habitantes y es la cabecera del Departamento Las Colonias en el centro de Santa Fe.

“Con tu nacimiento se alegró la tierra. Fue el día de la Virgen. No fue un día cualquiera.

Júbilo de campanas a lo largo de América. Fue el ocho de setiembre.

Alabado sea”

(Poema “Nacimiento de Esperanza” – José Pedroni -1899/1968).

La historia de Esperanza también es la historia de la colonización agrícola. Fue poblada al amparo de la promoción de la inmigración establecida por la Constitución Nacional sancionada en 1853.

El 15 de junio de 1853, el gobernador Domingo Crespo y el empresario salteño Aarón Castellanos (1800-1880) firmaron el contrato de colonización. En septiembre de 1855, comenzó la división y demarcación de los terrenos de la Colonia en una zona conocida como Cantón de Reyes (luego Cantón de Iriondo), cerca del Río Salado.

A partir del 27 de enero de 1856, Esperanza fue el lugar donde los colonos europeos comenzaron a establecerse en la llanura santafesina hasta convertirla en la “Pampa Grande”. Pero esa epopeya había comenzado tres años antes.

Según historiadores, las tierras tenían propietarios desde 1692 o aún antes. En la práctica, no era más que monte, habitado por algunos pueblos originarios y unos cuantos criollos. Esto cambió en 1856 cuando el primero de los grupos de inmigrantes llegó a Esperanza.

Aunque la subdivisión de las tierras había comenzado antes, una ordenanza de 1925 fijó como fecha de fundación de Esperanza el 8 de septiembre de 1856.

En tanto, el 26 de mayo de 1861, Esperanza se convirtió en la tercera ciudad del interior de la provincia y, por eso, cuenta con el tercer Concejo Municipal creado luego de los de Santa Fe y Rosario.

El 26 de octubre de 1883 Esperanza fue designada cabecera del Departamento Las Colonias (mucho más extenso que el actual) y un año después ya estaba comunicada por el primer ramal del ferrocarril.

Asimismo, la parroquia de Esperanza fue creada en 1858, y en 1863 los vecinos adoptaron como patrona a la Natividad de la Virgen. Por eso, las Fiestas Patronales son el 8 de septiembre; y en septiembre de 2005, el Papa Benedicto XVI llevó a la Iglesia a la categoría de basílica menor.

Desde 1979, Esperanza también es la sede permanente de la Fiesta Nacional de la Agricultura.

Origen del nombre

Si bien no existen antecedentes fehacientes al respecto, algunos historiadores lo atribuyen a una selección católica de una de las tres virtudes teologales: Fe, Esperanza y Caridad, cuando en el año 1858 pobladores católicos optaron por llamarla Esperanza como ofrenda al creador.

Día del Agricultor

El 28 de agosto de 1944, por decreto Nº 23.317, el gobierno argentino instituyó este día, considerando “que la fundación de la primera colonia agrícola, el 8 de septiembre de 1856, marca una fecha decisiva en el desarrollo de nuestra agricultura”. El 8 de septiembre de 1910 se inauguró en la Plaza San Martín de Esperanza el Monumento a la Agricultura Nacional.

Originalmente, el 28 de agosto de 1944, por Decreto Nº 23.317, el gobierno argentino, instituyó el 8 de septiembre como el Día de la Agricultura y Productor Agropecuario, en homenaje a la primera empresa colonizadora concretada en 1856 en la ciudad de Esperanza, provincia de Santa Fe.

Por iniciativa de Don Aarón Castellanos, durante la gobernación de José María Cullen, fueron 1162 colonos suizos que aquel 8 de septiembre, tomaron posesión de las parcelas asignadas.

Don Aarón Castellanos, salteño nacido en 1799, participó de las luchas por la independencia y obtuvo el grado de Teniente en el escuadrón de los Infernales de Güemes, más tarde fue empresario y político ocupándose en el tema de la inmigración. Durante 1852 mantuvo conversaciones con Urquiza, en Paraná, capital de la Confederación Argentina, con el objeto de posibilitar el ingreso de labradores europeos a trabajar nuestras tierras.

Al año siguiente, Castellanos firmó con Manuel Leiva, ministro de Gobierno de Santa Fe, un contrato de colonización agrícola, que bajo el sistema de subdivisión de la propiedad, otorgaba concesiones de tierra a familias colonizadoras.

A principios de 1856, llegan las primeras 200 familias de suizos, estableciéndose así la primera colonia agrícola en Esperanza. Tal como lo expresa el Decreto, la fecha marca un momento decisivo en el desarrollo de nuestra agricultura.

El Día del Agricultor en la Argentina fue instaurado por primera vez en el año 1867 por Resolución del Concejo Deliberante de la Municipalidad de Esperanza. Luego, en 1944, el gobierno federal lo establece como una obligación a cargo del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación.

De esta manera se pretendió honrar al labrador, al hombre que cultiva la tierra, ya la agricultura como una actividad fundamental para la Humanidad.

En este día se destaca la importancia del agricultor en la construcción de nuestra Patria que con su trabajo, y mucho esfuerzo y dedicación, contribuye al desarrollo de los pueblos y al progreso social, por su actividad específica e incluso por su comportamiento.