Guillermo Ortiz es el capitán de un Colón de Santa Fe que mantiene en pie la ilusión de consagrarse en la triple competencia. San Lorenzo será su rival en el encuentro de este viernes, desde las 21.10, por los 16avos. de la Copa Total Argentina. “Sabemos que es un partido aparte. Queremos pasar para seguir con el sueño de ser campeones”, sostuvo quien elogió a su director técnico, Eduardo Domínguez.

Se sacó una espina. La ejecución que le permitió vencer la resistencia de Julio Salvá y sentenciar la clasificación de Colón de Santa Fe a los 16avos de Final de la Copa Total Argentina fue una especie de revancha para Guillermo Ortiz. Partícipe de todas las ediciones del certamen, acumulaba tres derrotas consecutivas en definiciones por penales, motivo por el cual el triunfo por 4-3 en la serie contra el Gallo sirvió como redención para el capitán del conjunto dirigido por Eduardo Domínguez. La secuencia feliz se repitió en una de las victorias más significativas del Sabalero en su historia: conversión contra San Pablo de Brasil en el último remate y clasificación a los Octavos de Final de la Sudamericana.

Esa instancia quiere alcanzar Colón en la presente edición de la competencia integradora. San Lorenzo es el obstáculo mayúsculo que lo separa de ese objetivo y, este viernes, desde las 21.10, se medirán en el estadio Coloso Marcelo Bielsa de Newell’s Old Boys. En una charla mano a mano con el Sitio Oficial, Ortiz analizó el cruce correspondiente a los 16avos, recordó sus anteriores actuaciones en el certamen y realizó un pequeño balance del comienzo del semestre para la institución santafesina.