El encuentro fue por la tarde en el salón Azul del Edificio Municipal.

La posibilidad de que todos los hogares cuenten con el servicio de gas natural es una necesidad sensible y notoria en la comunidad y la ejecución del gasoducto es una solución para alcanzar la meta que se aguarda con especial expectativa.
Como se sabe la obra volvió a ser licitada en el año anterior y tras su adjudicación tiene un interesante avance. Ayer por la tarde, el intendente Toselli, junto a su secretario de Obras, Servicios y Ambiente Leopoldo Bauducco, Marcelo Canavese, Fernando Pasos -de la empresa IEASA- Integración Energética Argentina SA- , Agustín Sánchez Palma, representante técnico y Horacio Colautti, encargado del gasoducto Sunchales, propició una reunión informativa que se desarrolló en el edificio municipal y contó con la presencia de los representantes de las distintas comisiones vecinales de la ciudad.

La historia
Gonzalo Toselli reseñó el historial de la obra, remarcando que “espero que podamos darnos el tiempo para hacer un breve repaso para que podamos valorar esta obra que está pronta a llegar a su fin, y con ella el servicio de gas, para todos los pobladores de Sunchales, las industrias y empresas, será una realidad”.
Destacó que “después de más de una década que no podíamos ampliar el servicio de gas en la ciudad, aparece una situación, en el año 2015, en los últimos meses de un gobierno nacional, donde se firma un convenio con esta Municipalidad para la ejecución de la obra de similares características a esta que se denomina Gasoducto Región Centro 2, una obra que en principio era de novecientos millones, luego de mil cien millones de pesos y el Municipio de Sunchales era el responsable de ejecutar semejante obra, no sólo se firmó ese convenio, se hicieron actos públicos, políticos y también se procedió a hacer los llamados a licitación, tanto sea para la adquisición de materiales, caños, como para la ejecución de la obra, las fechas fueron en abril la firma del convenio, en el mismo mes de abril una Ordenanza que lo ratifica, en el mes de junio se llamó a licitación, la primera de ellas, inmediatamente después se firmó contrato, la segunda licitación que tenía que ver con la ejecución de la obra se convocó y se firmo´contrato con una de las UTE, quedando pendiente la firma de un contrato con otra de ellas, el último contrato de la ejecución de la obra se firmó el 4 de diciembre de 2015. No pudimos constatar en los movimientos contables del municipio algún tipo de desembolso”.
Destacó a continuación que tomaron contactos con la Provincia y con Energía de la Nación para ver cómo se desarrollaba la obra, la que nos seguía interesando la concreción de la obra.
También declaró que “hicimos un convenio con el gobierno de la Provincia para tener apoyo técnico porque era mucha la responsabilidad que habían asumido los sunchalenses y faltaban cuestiones claves y críticas, como puede ser, por ejemplo el estudio de impacto ambiental, que no existía”.
Prosiguió su relato afirmando “el gobierno de la Nación a través del Ministerio de Energía decidió revisar los aspectos administrativos, también se hizo la revisión técnica pertinente y luego desde Asuntos Jurídicos se decide dar de baja el convenio que existía entre el Ministerio de Infraestructura de la Nación y la Municipalidad local.
“En el medio se llevaron a cabo muchas reuniones de trabajo con funcionarios de la Nación y también de la Provincia y con otros gobiernos locales muy interesados en esta obra , pero necesariamente los sunchalenses teníamos que liderar estos procesos”.
Hizo alusión también a un trago amargo que le tocó encabezar, dado que debió reunirse con empresarios que habían sido adjudicatarios de la obra en su momento y comunicarles que todo lo que se había resulto hasta el 10 de diciembre de 2015, quedaba sin efecto, aspecto que fue ampliado por Marcelo Canavese- por ese entonces en Gobierno de la Municipalidad local-, funcionario provincial que remarcó que “hoy por hoy no tenemos reclamos formales por parte de estas empresas, ya que entendieron la situación”. Recordó que “no hay antecedentes de que una ciudad adjudicase una obra que triplicaba su presupuesto”.
Toselli destacó especialmente que esta obra fue priorizada por el gobierno nacional, recordó además que las licitaciones fueron convocadas en febrero y abril del año pasado y en septiembre se adjudicó la ejecución a una UTE, y ahora está a punto de concluir, lo que nos hace avizorar para un plazo relativamente breve la concreción de este importante servicio.

Habrá disponibilidad de gas
Leopoldo Bauducco hizo saber que está iniciándose la traza urbana de la obra, los proyectos técnicos los elabora Litoral Gas, y la cooperativa de Agua Potable encarará el tendido de la red domiciliaria, que fue quien se encargó de las últimas ampliaciones que se hicieron en el año 2004-2005.
Con la ayuda de la proyección de un plano mostró el avance de la obra, y en relación a los caudales disponibles señaló que alcanza y sobrepasa la necesidad planteada, y asevero´que ” no habrá problema de disponibilidad de gas para las zonas residenciales e industriales”.
Informó que ya se está trabajando al borde del ejido urbano.

Traza urbana
El responsable de la obra, Horacio Colautti, señaló que el tendido que ” va a campo traviesa se terminó, a futuro tenemos que ver toda la parte urbana, y es allí donde empiezan las complicaciones, no de obra, sino un poco de molestias para los vecinos, todo muy ligado al Municipio- vamos a necesitar su colaboración- , pero también necesitamos la colaboración y comprensión de los vecinos, y sobre todo las interferencias que venimos encontrando cada vez que hacemos una excavación- los servicios que están soterrados-, pero la parte urbana es así, es lenta e incómoda para los vecinos-.
Estos trabajos llevarán aproximadamente 180 días.