El gerente general de Williner, Rodolfo Galloni, confirmó el cierre definitivo de la planta que la empresa tenía en la ciudad de Suardi. Según precisó a los medios locales, comentó que esto responde al plan que en su momento habían anunciado para desactivar el emprendimiento.

Así, de los 67 empleados que conformaban el cuerpo laboral, 13 de ellos se fueron a trabajar a la planta de Rafaela en Bella Italia, 31 fueron reubicados en Arrufó y hubo una jubilación. En tanto, 22 trabajadores recibieron la indemnización correspondiente.

A principios de 2018, la ministra de Producción de la provincia, Alicia Ciciliani, había expresado que con el cierre de la planta “Suardi perdería actividad económica” y lamentó el “impacto de desigualdad territorial” que produciría. “Hay que hacer esfuerzos para que Suardi no pierda esta fuente económica”, insistió la funcionaria.

Por su parte, Galloni, afirmó: “Siempre tuvimos razones empresarias que nada tienen que ver con lo que dice la gente”.