Un hombre mató a tiros esta mañana a tres personas y dejó heridas a otras cinco en el centro de la ciudad de Cincinnati, en el estado estadounidense de Ohio. “El atacante está muerto”, aseguró la policía en una conferencia de prensa.

El tiroteo ocurrió esta mañana, poco después de las 9, en el lobby del sector de cargas del edificio Fifth Third Bank, ubicado sobre la calle Wallnut del distrito comercial de la ciudad.

“Cinco víctimas heridas, tres muertas. El sospecho, muerto. Tres o cuatro de nuestros agentes respondieron a la llamada y se enfrentaron al tirador”, señaló el Departamento de Policía de Cincinnati en un breve mensaje que compartieron a través de Twitter.

De acuerdo a las autoridades, el agresor comenzó a disparar en una de las entradas del edificio antes de acceder al vestíbulo del banco, donde los agentes abrieron fuego contra él. Por el momento, el motivo por el que el tirador desató la masacre no fue revelado.

“Escuché unos ocho disparos y me puse de rodillas. Me tiré al piso y entonces comenzaron a llegar los policías. Estoy todavía temblando”, contó uno de los testigos del incidente a la cadena de televisión CNN.

Después de que la situación fue controlada, el alcalde de Cincinnati, John Cranley, dijo que el tiroteo podría haber dejado un saldo de víctimas “mucho peor” de no haber sido por la respuesta rápida de los agentes de policía en el área.

“Hubo un acto sin sentido de violencia armada en las calles de Cincinnati esta mañana”, escribió en las redes el gobernador de Ohio, John Kasich. “Felicito a las fuerzas del orden público, bomberos y personal de emergencias médicas que respondieron rápidamente y comparten mis más profundas condolencias con las víctimas inocentes de este ataque violento”, agregó.